Perrita adopta a una zarigüeya que quedó huérfana como si fuera su propio hijo

Una hermosa perrita llamada Hantu dio el más dulce mensaje al mundo: Adopta a todo aquel que puedas ayudar. Esto sucedió cuando ante ella apareció un indefenso ser necesitado de cariño, afecto y, sobre todo, requiriendo el amor de una madre.  

La perrita adoptó a un bebé de otra especie sin distinción alguna

perrita

En las calles y refugios aguardan cientos de seres indefensos, con la viva ilusión de un día poder tener un hogar y un techo seguro donde se sientan cobijados con el amor de una familia. 

Así le sucedió a la pequeña zarigüeya llamada Poncho, que fue encontrada en medio de la carretera tras vivir una triste experiencia. 

Poncho estaba en un camino rural de Carolina del Sur, Estados Unidos, aferrándose al cuerpo inerte de su madre que acababa de ser arrollada por un automóvil. Cuando lo rescataron y trasladaron a una clínica veterinaria sus esperanzas de permanecer con vida era mínimas.  

Perdió a su madre y solo un milagro lo mantendría con vida

Para suplir la alimentación que Poncho obtenía de su madre, los veterinarios se encargaron de alimentarlo con una fórmula. Sin embargo, los especialistas se enfrentaban a la gran dificultad de darle el mismo abrigo y calor que la fallecida zarigüeya 

Fue entonces que entró en escena la hermosa Hantu, una perrita pastor alemán de reluciente color blanco que también había sido rescatada. Aunque nunca había sido madre, tan pronto como se encontraron, la perrita comenzó a cuidar y amar a la linda zarigüeya huérfana 

De pronto no hubo nada que pudiera separar a Poncho de la perrita

El reciente amor maternal surgido en Hantu hizo que ella y la zarigüeya crearan el más profundo de los vínculos. La perrita se convertiría poco a poco en su más grande apoyo y protectora, cuidándola como si se tratara de su propio hijo.  

Hantu y Poncho se han hecho completamente inseparables. Aman estar uno junto con el otro, en especial cuando se trata de ir a recorrer el verde bosque, uno de los lugares preferidos de ambos.  

Hantu pasea a Poncho a todas partes llevándolo sobre su espalda

Gracias al incondicional amor que le brinda Hantu, Poncho ha podido crecer sano y fuerte, recuperando su salud por completo y olvidándose del terrible pasado que lo llevó a perder las esperanzas.  

Ahora Poncho ha crecido, pero Hantu lo sigue cuidando como el hermoso bebé que conoció, por lo que sigue sosteniéndolo sobre ella para trasladarlo por todos los lugares que recorren acompañados.  

Este gran dúo vive en el centro de conservación de vida silvestre Rare Species Fund, lugar en el que ambos han tenido la oportunidad de conformar una gran familia y donde jamás estarán expuestos a todos los peligros que existen en las calles.  

La insólita amistad entre este par de peludos no tardó en hacerse viral, conmoviendo a los corazones de miles de internautas que aman a los animales y solo desean verlos con bienestar.  

“Los animales son los seres más increíbles que existen, amo a los animales. La perrita y la zarigüeya son la más grande prueba de que debemos aprender de ellos”, señaló una conmovida internauta.  

Poncho era tan frágil y vulnerable que solo el amor de Hantu pudo salvarlo y continuarán siendo la mejor de las familias fuera de lo ordinario.

Contempla a este par en el vídeo más dulce que podrás ver hoy:

Sin duda, les esperan miles de paseos felices más a esta increíble pareja que comprueba que el amor de una madre es tan intenso que puede soportar y sanar cualquier pesar, incluso cuando se trata de una mamá adoptiva.  

Siempre será su pequeño bebé

La adopción es el amor más grande y puro que puede existir. Ayuda a crear conciencia sobre la importancia de la adopción a través de está bella historia de empatía, amor y solidaridad. ¡Enhorabuena por Hantu y Poncho por su hermosa familia!