Perrita siente que unas zarigüeyas huérfanas la necesitan y se convierte en una madre ejemplar

Es indiscutible que las mascotas son los compañeros más increíbles que podemos tener, ya que no hacen más que traer alegría y amor a nuestras vidas. Y entre ellos, los perros definitivamente pueden robar nuestro corazón por completo, por sus reacciones, su mirada, sus gestos de amor genuino y verdadero, y su fidelidad inquebrantable.

En muchas ocasiones, no sólo que nos han demostrado lo que son capaces de hacer por sus dueños, sino que además su corazón es tan noble y enorme, que cuando se han dado cuenta que otros animalitos, incluso de especies totalmente diferente a la suya, necesitan de su ayuda, no dudan en prodigarse en amor y cuidados, es algo que les sale natural. Y entonces nos quedamos sin palabras, ya quisiéramos los humanos tener una milésima de su compasión y de su corazón sin límites.

La historia que te traemos hoy no es muy diferente, pero te aseguro que te conmoverá hasta las lágrimas…

Se trata de una perrita llamada Pretinha que adoptó como si fueran suyas a unas bebés zarigüeyas huérfanas.

Su mamá humana es Stephanie Maldonado, quien vive en Brasil. Y afortunadamente fue ella quien encontró a las pequeñitas indefensas que habían perdido a su madre, y ella que es una rescatista de todo animalito con que se cruza, no dudó en llevárselas a casa.

Tristemente, la mamá zarigüeya había sido atacada por otro perro; el destino de las criaturitas era incierto, sus ojos todavía no se habían abierto.

Pero Stephanie estaba decidida a hacer algo por ellas, sin imaginar la madraza sustituta que conseguiría en su hogar.

La joven quiso llevarlas a un centro de cuidados de vida silvestre, pero le dijeron que no tenían espacio. Las pequeñitas necesitaban alimentarse cada 2 horas, y ella ciertamente dudaba de que lograrían sobrevivir sólo con los cuidados que ella les podía dar.

Pero no hay nada que el corazón de una peluda compasiva pueda lograr, y para eso estaba Pretinha.

Inmediatamente, la perrita sintió que debía acogerlas como propios sin que nadie le dijese nada, y a partir de ahí empezaron una relación prácticamente de simbiosis entre las bebés y la nueva madre sustituta.

La perrita las lleva a todas partes en su lomo como si fuera una madre zarigüeya real, y las bebés no están dispuestas a separarse de ella.

¡Mira los tiernos paseos que dan sobre el lomo de su madre sustituta!

“Es hermoso todo el cuidado que tiene con ellas, lamiéndolas todo el tiempo, y acurrucándose con ellas”, dijo Stephanie.

Pretinha está esterilizada y no produce leche, pero a pesar de eso ella les da todo el cariño que necesitan.

Las pequeñitas crecieron sanas y fuertes, gracias al cuidado de Stephanie, pero sobre todo de Pretinha.

Y Stephanie sólo esperaba poder devolverlas a la naturaleza, ya que es donde pertenecen.

Y ese momento finalmente llegó… Las pequeñitas jamás olvidarán el legado de amor y abnegación de la madre sustituta que tuvieron la suerte de tener, cuando más la necesitaban.

¡No te vayas sin compartir esta conmovedora historia de amor maternal!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!