Aterrada, no se dejaba atrapar por nadie… hasta que encontró el mejor lugar para acurrucarse

Como hemos visto muchas veces, los casos de abandono y maltrato animal no dejan de ser parte de nuestro día a día, pero tampoco dejan de aparecer esas personas que se dedican a salvar la vida de esas almitas tristes y aterradas que esperan a alguien que les demuestre confianza para entregar todo su amor.

En California, un hermoso caso nos tocó el corazón después de que una hermosa pero maltratada y tímida perrita fuera rescatada.

Durante varios días, diferentes personas la vieron esconderse en las cercanías de una iglesia y una escuela en Monravia; cada vez que alguien se acercaba, ella huía y se escondía. Las personas comenzaron a publicar sus fotos, muchas veces escondida entre arbustos o lugares difíciles de alcanzar.

Hasta que su historia llegó a los oídos y los ojos de Piper Wood, fundadora de Hand in Paw, una organización de rescate animal de Los Ángeles.

Cuando Piper supo lo que ocurría con esta pequeña perrita, se decidió a rescatarla. Así que se dirigió al lugar donde había sido vista y ahí la encontró: sola, paralizada, aterrada en una esquina del colegio. Afortunadamente, estaba en un lugar donde fue muy fácil ponerle una correa para luego llevársela.

“Cuando la agarré por primera vez, se puso muy tensa e hizo resistencia para escapar, pero la agarré fuertemente”, dijo Piper.

Piper decidió llamarla Matilda, la pobre estaba muy sucia y tenía residuos de alquitrán en la barbilla y en las almohadillas de sus patas, debe haber sufrido mucho. La llevó al automóvil para dirigirse junto a ella a casa y en el camino ocurrió algo enternecedor; Matilda se acurrucó y se quedó muy tranquila, fue como si se derritiera encima de su rescatista o así lo describió ella.

Eso era maravilloso, quería decir que a pesar de todo, Matilda volvería a confiar rápidamente en las personas.

Una vez en casa, Piper se dedicó a quitarle toda la suciedad que tenía; la llevó a la ducha y tuvo que lavarla unas 5 o 6 veces, solo agua sucia salía de su pequeño cuerpo. Además, fue muy difícil sacar el alquitrán y estaba asustada, pero después de unas horas, ella estaba completamente limpia.

Así que le dio una cama para perros y la dejó descansar, ella durmió por horas, parecía que no había dormido en días o semanas.

Después de unos días, ella comenzó a demostrar confianza y a mover su colita y se frotaba en el regazo de Piper, lo que quería decir que estaba muy feliz de no tener que preocuparse del tráfico, del frío y de otros animales. Al día siguiente, la llevó junto a una amiga a un chequeo veterinario, donde le pusieron sus vacunas y fue esterilizada.

“De regresó no dudó en apoyarse en el pecho de mi amiga para quedarse dormida sobre ella, es muy tierna”, aseguró Piper.

TheDodo

Piper decidió que cuidará de ella hasta que consiga un hogar definitivo donde le den todo el amor que se merece. “Ella es muy buena y estará lista para ser la gran compañera de la familia que decida llevarla a casa”. Su madre temporal está segura de que por su personalidad ella no tardará mucho en encontrar ese hogar que tanto ha esperado y definitivamente se merece.

No dejes de compartir su historia, de esa manera la ayudas a conseguir una familia por siempre.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!