No puede creer que volvió a caminar gracias a sus 4 patitas biónicas tras una histórica cirugía

Una perrita de carita triste no puede creer que volvió a caminar. Tuvo una nueva oportunidad gracias a una prótesis que logró serle implantada y que le salvó la vida. Se trata de la historia de Monika, una dulce y tierna canina rusa que vivía en las calles de Novosibirsk, en Siberia.

La perrita parecía incrédula de que pudiera volver a caminar

caminar

Monika, como cualquier perrita o perrito quien ha debido someterse a la indignidad de los infames callejones, tiene un pasado muy oscuro y doloroso. Su historia viene de lejos.

Perrita

Un buen día de mes del mes de diciembre del pasado año de 2020, Monika pudo ser rescatada. Al momento de ser hallada se encontraba a punto de morir, yaciente en un frío bosque de la localidad de Krasnodar, al suroeste de Rusia.

Según sus rescatistas, sus cuatro patitas presentaban heridas graves por amputación, se la veía extenuada. Sin embargo, aun así, su valentía le permitió caminar con dificultad. Cómo llegó a esa situación, es aún un completo enigma.

«Nadie sabe lo que le ocurrió, algunos voluntarios compañeros piensan que alguien le cortó las patas por diversión. Esto es algo realmente penoso de ver», dijo Serguéi Gorshkov, especialista quien se encargó de evaluar a Monika.

Luego de intensas labores para estabilizarla, la perrita fue sometida a una intervención quirúrgica que le devolvió la esperanza y las ganas de vivir. Le fueron aplicadas prótesis de titanio.

En verdad, la operación era única en su clase, muy poco común y demasiado costosa. Sin embargo, cuando hay buena fe y solidaridad por parte de las personas, nada es imposible y la cirugía pudo ser financiada en línea.

La perrita de pelaje beige es un nuevo animal con sus prótesis de titanio, gracias a los buenos oficios de Gorshkov y de su experiencia. Ayudado por un excelente equipo de la clínica Best, sus esfuerzos bien que rindieron sus frutos.

«La suerte y la experiencia tuvieron un gran rol», afirma modesto Serguéi Gorshkov a la AFP, el veterinario de 33 años que está detrás de esta hazaña en la clínica «Best», añadió el veterinario.

Gracias esta prótesis milagrosa, y a pesar de que todavía muestra mucho miedo al caminar, poco a poco se ha ido adaptando. Cada día Monika se mueve con más facilidad.

Si bien no es la primera vez que se realiza esta operación, habiendo sido aplicada en un gato en 2019, sí se trata de una inédita para una perrita. De no haber sido encontrada y tratada, Monika hoy no estuviese con nosotros.

Es la historia de una superviviente cuya edad se estima entre dos y cuatro años, y quien podría haber terminado sus días como tantos perros errantes heridos. Abatida o muerta de una forma lenta y dolorosa.

Previo a su operación, la perrita tuvo la suerte de encontrarse con Alla Leonkina, una mujer quien se condolió de su estado. Junto a una amiga, se hizo cargo de Monika durante casi un año. El animalito se encontraba en un estado deplorable.

¡Es una auténtica guerrera!


Entre ambas decidieron crear la iniciativa de pedir donaciones para la causa de la operación de Monika. En tan solo cuestión de 30 días, lograron recaudar la suma de 400.000 rublos, equivalentes a 5.500 dólares estadounidenses.

Un monto para nada despreciable en Rusia, dicho sea de paso. Además, esta gente de gran corazón compró las onerosas prótesis. Las mismas están realizadas en 3D con tecnología de punta.

Por fin podrá disfrutar de la vida


Luego del procedimiento quirúrgico, una de las patas se quebró luego de ser colocada, lo cual no fue problema para los médicos. Seis meses después se rehízo y se instaló con éxito. Camina a cuatro prótesis desde entonces por la vida.

Hoy Monika goza de buena salud y del fino olvido de su turbia historia pasada, gracias al empeño y al amor por la profesión de estas personas. Todas ellas, siempre abocadas a dar lo mejor de sí con tal de salvar vidas inocentes.