Perrita que casi pierde la vida por inanición logra recuperarse y ahora sueña con ser adoptada

Toda perrita que ha tenido la desdicha de no poder vivir en un techo seguro, bajo el resguardo de una familia amorosa, anhela inmensamente tener una segunda oportunidad de vida para demostrar los seres hermosos que son y todo el amor que pueden dar a quien los acoja.

La perrita Esperancita tuvo un pasado muy triste

perrita

Esperancita desfallecía por desnutrición, además de una terrible sarna que le ocasionaba una insoportable picazón en todo su cuerpo, en la calle 21 de Marzo, en Xalapa, México. Su condición era tan grave que todos los que caminaban a su lado decidían no ayudarla, pensando en que no podía hacerse nada por salvar su vida.

Hasta que una noble mujer se percató de su presencia y, aunque no sabía qué hacer, decidió comunicarse con la asociación a favor de los animales Orejitas Peludas Sin Voz – SOS Xalapa, con la esperanza de que ellos pudieran auxiliar a la perrita.

De inmediato, los voluntarios de la asociación quedaron impresionados con la historia y estado de Esperancita, así que acudieron urgentemente para trasladarla a una clínica veterinaria donde pudiera ser examinada.

Tras una meticulosa revisión médica los rescatistas se encontraron con una grave sarna, una destrucción extrema e incluso un tumor benigno que ocasionaban malestar en el organismo de la peluda.

La rescataron pesando solo 6 kilogramos

Pese a todo, la perrita se aferró a la vida. Esperancita no podía siquiera mantenerse de pie, pero gracias al apoyo y amor incondicional de sus rescatistas pudo recuperar su salud. Requirió de muchos baños, tratamientos especializados y medicamentos.

La parte más difícil para los rescatistas fue darse cuenta de la gran desconfianza que la perrita tenía hacia las personas, tras haber sido objeto de muchas injusticias y rechazos. Cada vez que comía, la perrita arrastraba su plato hasta un rincón en el que pudiera sentirse sola y segura.

Se escondía para comer porque temía a las personas

“Fue rescatada de una desnutrición extrema y problemas de piel. Pesaba solo 6 kilogramos y apenas se sostenía con sus piernitas temblorosas; tenía una hernia umbilical enorme, problemas gástricos y cuando se le servía su comida se llevaba su plato hasta el rincón, donde nadie la viera. Solo comía cuando nadie la veía, tenía un temor enorme a los humanos”, comunicaron los rescatistas a través de sus redes sociales.

Los rescatistas decidieron no rendirse y dar todo de sí para sanar el corazón de la perrita. Con mucho amor y paciencia, la pequeña logró vencer la desnutrición, ganando 20 kilogramos; también cedió la sarna y se recuperó satisfactoriamente de la extirpación de su tumor.

Ahora la perrita luce espectacular. Ha alcanzado un tamaño grande, correspondiente a su raza, mezcla de pastor alemán. También ha vuelto a abrir su corazón a las personas, es inmensamente feliz y ama jugar en cualquier lugar o espacio donde haya agua.

¡Ya pesa 27 kilogramos!

Para cuidar su salud a futuro ha sido esterilizada, vacunada y se estima que su edad es de 1 año y 6 meses. Ya esta disponible para ser adoptada y cada día que pasa espera ansiosamente el momento de ser seleccionada para poder marcharse a un amoroso hogar.

Mientras Esperancita espera por una familia, puedes apoyar a ella y a sus compañeros de 4 patas convirtiéndote en su padrino, haciendo donaciones que permitan a la asociación seguir ayudando y cuidando de estos indefensos seres vivos.

Para ayudar a Orejitas Peludas Sin Voz – SOS Xalapa, puedes contactarlos a través de sus redes sociales y también puedes comunicarte telefónicamente al 2288534858, en México.

¡Ama jugar con agua!

Siempre puedes convertirte en el héroe sin capa de un peludito, especialmente de aquellos que han pasado por toda una odisea de vida como Esperancita.

Súmate a las personas que no se rinden y mejoran la vida de los más necesitados. Tu mejor recompensa será la amistad y fidelidad incondicional de una mascota. Recuerda ¡es mejor adoptar que comprar!