Perrita cuida de su hermanito casi ciego después de que los dejaran a su suerte en un refugio

Dejar a tu perrita de lado después de que te ha dado los mejores años de su vida es un acto cruel, pero eso fue lo que sucedió con Bella y su hermanito Snoball, cuyo lazo es tan fuerte que ni aún después de ser abandonados desean separarse.

Los antiguos dueños de los canes no se tocaron el corazón al deshacerse de ellos, pero ahora los peludos no piensan alejarse el uno del otro y su caso conmovió a todos en el refugio.

Bella es la perrita más leal que pueda existir y la hermana más amorosa

perrita

Bella es la menor de los dos, una pastor alemán de 8 añitos, mientras que Snowball es un chihuahua de 13. Ambos llegaron al Carson Animal Shelter, en California, Estados Unidos, de la mano de sus antiguos dueños.

Estas personas los entregaron al refugio, alegando no tener tiempo para encargarse de ellos. El momento fue incómodo, pues esa no es una razón justificada para dejar a un animal que era parte de tu familia, sin embargo, dado el estado de los perritos era imposible no recibirlos.

En el refugio les abrieron las puertas con la intención de ayudarlos.

Desde el mismo instante de la llegada los voluntarios notaron lo unidos que eran, así que decidieron no separarlos. Bella y Snoball se quedarían en el mismo cubículo, además el peludo había perdido la vista por lo que la pastor alemán le servía de lazarillo. La conexión este ambos era realmente sólida y se fortaleció aún más durante las siguientes semanas.

Verlos así de unidos conmovió a sus cuidadores.

En el refugio decidieron grabar un vídeo y hacer público el caso de estos perritos, pues debido a su avanzada edad y su estado se hacía urgente hallarles un hogar. Ningún refugio reemplaza el calor de una buena familia, por eso los voluntarios querían ayudarlos a dar con una.

“Esta será la cosa más triste que verás hoy o quizás toda la semana, y será muy difícil salir de tu mente… A Snowball le falta un ojo y no ve muy bien por el que tiene. Su hermana mayor Bella se encarga de él”, escribió el refugio en su cuenta de Facebook.

En la grabación aparecen los perritos acostados y bastante calmados pues moverse es algo ya difícil para ellos, por eso disfrutan de estar echaditos uno al lado del otro. Pero lo que más entristece del vídeo es la mirada tiste de los perritos, incluso Snowball con solo un ojito luce un semblante bastante aciago.

Verlos así rompe cualquier corazón.

Con los ladridos de los otros canes en el fondo se ve a Bella bastante deprimida y a su tierno hermanito tocándola con su naricita. El ánimo de los perritos decaía cada día más desde que fueron dejados en el lugar durante el mes de abril.

Sin embargo la grabación produjo un gran cambio.

Tal como los cuidadores lo planearon, la exposición del caso permitió dar con una familia interesada en cuidar de estos perritos.

Cuando salió el vídeo, pedían ayuda para encontrar un hogar a estos hermanitos y alguien de buen corazón se animó a recibirlos a los dos juntos.

Por gracia divina los canes fueron adoptados.

Snowball y Bella dejaron el refugio y se mudaron a una nueva casa con personas que sí tiene tiempo y paciencia para cuidar de ellos. Ahora los perritos están tranquilos, llevando sus añitos dorados en reposo pero lo más importante es que continúan juntos.

Bella luce un mejor semblante y sigue aferrada en su papel de protectora de su hermano mayor: Snowball. Gracias a los seguidores del refugio que hicieron posible la difusión del caso y dar con una gran familia para los perritos.

Sin duda que los canes son criaturas realmente leales que no merecen tanto desprecio de nuestra parte. Por fortuna la justicia llegó para estos hermanitos que ahora viven tranquilos.