Perrita decide dar la espalda a su dueña para mostrar lo enfurecida que está

No podemos negar que los perritos son excesivamente adorables por naturaleza, incluso cuando realizan algún berrinche cuando las cosas no salen como ellos esperan.

Enlaces patrocinados

Un ejemplo de ello es Nala, una tierna Husky que ha conquistado miles de corazones después de que su madre compartiera en las redes el berrinche que hizo al negarse a usar las escaleras.

Nala ama comer pero no le gusta para nada ejercitarse.

Nala vive con su madre Aurora Ángel Beste en un edificio, si bien por mucho tiempo han tomado el ascensor, Aurora ha realizado algunos cambios en la rutina para hacer que Nala sea un poco más activa físicamente y mejorar su estado de salud.

“Ella es todo un personaje. Tan amigable pero tan, tan perezosa.”

Esta hermosa perrita no es fanática del ejercicio, mucho menos si se trata se subir o bajar escaleras.

Todos los días al llegar a casa tomaban el ascensor, cuando no lo hacían la consentida perrita le exigía a Beste que la cargara en sus brazos.

Enlaces patrocinados

Pero todo esto cambió recientemente después de ir a una consulta con el veterinario quien dijo que la adorable bola de pelos tenía algunos kilitos demás y era necesario que mejorara su condición física.

Es una perrita muy amigable y le encanta salir de aventuras, pero a su ritmo.

En base a ello, Beste decidió que a ambas les vendría bien un poco de ejercicio y que mejor manera de empezar que tomando las escaleras.

Enlaces patrocinados

Sin embargo, Nala no estaba de acuerdo con los cambios y el primer día de ejercicio hizo una tierna protesta para negarse usar las escaleras.

“Nala y yo necesitamos más ejercicios, así que hoy tomé la decisión de usar todos los días las escaleras. No más ascensores, no más cargar a mi perezosa princesa en los brazos cuando no quiere caminar», comenta su madre.

Beste vive en el quinto piso, así que el primer día subiendo las escaleras fue bastante difícil. La adorable perrita no solo se negaba a caminar sino que no miraba a quien le estaba haciendo tolerar tanta “tortura”.

Incluso en uno de los pisos se puso de espalda a una esquina donde pasó varios minutos.

Su reacción ha conquistado miles de corazones.

Enlaces patrocinados

Aunque fue todo un reto para ambas, Nala finalmente logró llegar al quinto piso, eso sí, se derrumbó dramáticamente con la esperanza de conmover a su madre y persuadirla para que nunca más vuelvan a usar las escaleras.

Desafortunadamente, Nala tendrá que acostumbrarse, ya que Beste ha decidido que harán esta rutina a largo plazo.

Beste es una amante de los perritos.

Enlaces patrocinados

Ya han pasado algunos días desde aquella adorable protesta y Nala ha mejorado un poco, sin embargo, sigue haciendo berrinche cada vez que puede.

“Depende de su estado de ánimo. A veces sube sin luchar y a veces es tan terca. Ella no tiene sentido de urgencia, así que si sube se toma su tiempo.”

Deseamos que Nala pueda amar las escaleras y vuelva a su peso ideal. Lo más importante es que sea una perrita feliz y sana aunque haga muchos berrinches en el proceso.

No te vayas sin antes compartir esta historia y cuéntanos si tu perrito hace algún tipo de berrinche.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!