Perrita deprimida tras ser abandonada dos veces ya no cree en nadie hasta que un policía actúa

No hay mayor deseo para un perrito abandonado que ser rescatado, si bien muchos encuentran un poco de consuelo en los centros de rescate y en aquellos voluntarios que velan por mejorar su vida, el principal objetivo una vez que salen de las calles es encontrarles un hogar y que puedan disfrutar de una familia dispuestos a amarlos incondicionalmente.

Sin embargo, y pese a todos los esfuerzos que realizan los rescatistas, no todas las historias de adopción tienen un final feliz.

La adopción es un compromiso, no un juego.

Desafortunadamente, hay quienes no cumplen sus promesas y algunos dueños terminan perjudicando a los perritos aún más que quienes los pusieron en la calle.

Esta es la historia de Maggie, una perrita adulta que no ha tenido una vida fácil ni la suerte de poder disfrutar del verdadero amor familiar.

Maggie es una mestiza pitbull con algo de Malinois Belga.

La historia de Maggie parecía estar marcada por infortunios, la primera vez fue acogida por el refugio Town of Hempstead Animal Shelter, ahí la cuidaron, alimentaron y realizaron el contacto con un nuevo dueño.

Este se comprometió a cuidarla pero sus acciones no estuvieron al nivel de sus promesas.

Su deseo de encontrar una familia la convirtió en la mejor recluta.

Maggie terminó nuevamente en el refugio y volvió a esperar que un nuevo adoptante apareciera, esta vez con la esperanza de quedarse para siempre en su nuevo hogar.

Pero el destino tenía otros planes para la adorable bola de pelos, Maggie encontraría una nueva familia pero no la que todos estaban esperando.

Demostró que es una perrita con todas las capacidades dispuesta a superar cualquier prueba.

Southern Tier Police Canine Association escuchó la historia de la perrita y le ofrecieron una nueva oportunidad. Esta es una academia canina que entrena perros para ser parte del escuadrón de la fuerza policial.

Aunque Maggie no cumplía con todos los requisitos, por lo general, los perros que toman este entrenamiento son mucho más jóvenes que Maggie, esto no la limitó.

Maggie se unió al escuadrón canino de la ciudad de Nueva York.

Sorprendentemente, la perrita respondió con éxito al entrenamiento y se convirtió en la candidata perfecta para ser miembro del equipo.

El sargento Rick McCulskey comentó al respecto:

“Maggie superó con facilidad todas las pruebas requeridas, ganándose el derecho a pasar al próximo nivel. Ahí aprendió todas las habilidades requeridas para su nueva carrera, por lo que fue elegida de inmediato.”

La dulce Maggie no solo superó todos los obstáculos de la prueba sino que demostró su infinito amor y fidelidad a sus nuevos compañeros de trabajo.

Esta hermosa bola de pelos finalmente encontró la familia que tanto deseaba. Se nos agita el corazón de alegría al saber que recibirás todo el amor y la atención que merece.

Tener una mascota implica gran responsabilidad y dedicación. Por favor, se consciente y adopta para transformar su vida y llenarla de amor, no para causarle más dolor del que tuvo en su pasado. ¡Comparte!