Perrita que pasó toda su vida encadenada a una pared rompe en llanto cuando alguien la libera

Un perro es un ser con una increíble capacidad de amar y una fidelidad incondicional, que calladamente espera recibir tu cariño y cuidado para poder vivir tranquilo y feliz. Siempre va a depender de ti. Aun los que han sufrido abandono albergan un espacio para la esperanza.

Esta dócil perrita que seguramente procuró agradar a sus dueños, recibió el peor trato que se le puede dar a un ser inocente incapaz de hacer daño. En lugar de jugar, pasear y ser acariciada, le privaron su derecho a una vida digna, feliz y saludable.

No podía hacer más nada que soportar la triste condena a la que fue sometida porque lo que ella sintiera o necesitara dejó de tener importancia.

La historia de su rescate apareció publicado en un video en la web, estaban solicitando ayuda para rescatar a una hermosa Fox Terrier. Su dueña hace mucho tiempo que dejó de interesarse por ella y la dejó encadenada a una pared en el patio al lado de unas máquinas y unas ruedas de tractor.

Lleva toda una vida atada

Cuando llegaron el panorama era desgarrador. Tenía una enorme masa en la parte trasera y un gran crecimiento en el abdomen que le producía dolor; cuando la palparon gemía y lloraba. Todo lo que quería era que la acaricien y que le hablen, solo así movía su cola, estaba desesperada por recibir atención.

Decidieron llamarla María debido a que su familia nunca le dio un nombre.

Fue ingresada de emergencia al Hospital Veterinario Valencia Sur, en España, en la Unidad de Cuidados Intensivos, estando allí le practicaron todos los exámenes requeridos.

Su condición era muy grave, tenía tres tumores que debían ser operados.

Todos estaban convencidos que María lloró de dolor pero también de felicidad cuando llegó a hospital, mostrando su gratitud a las buenas personas que la habían salvado.

Esta perrita que nunca fue amada ahora recibe toda la ayuda que necesita rodeada de personas que van a darle la mejor vida posible.

Desde que comenzó el tratamiento permanecía ingresada en el hospital y tuvo que ser intervenida nuevamente para extirparle la segunda masa.

No fue fácil pero María sufrió sola durante años y nunca se rindió.

Se nos rompe el corazón, el suyo ha estado roto por años.

Siempre hay esperanza y ella sigue resistiendo.Todos queremos y confiamos en su recuperación.

Si quieres adoptar a María, escribe a su rescatista, Viktor Larkhill, quien ha pedido que se contacten con él a su mail: v.larkhill@gmail.com. Algún alma bondadosa podría cambiar su destino para siempre.

No olvides compartir la historia de María para que todos los dueños tomen conciencia de las graves consecuencias de una tenencia irresponsable y negligente de las mascotas. ¿Cuándo entenderemos que son seres sintientes, que padecen, sufren y aman, y a los que les podemos destrozar el corazón de la peor manera?

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!