Ven a un perrito desesperado olfateando los escombros en busca de sus dueños desaparecidos

Nuestros amigos peludos son seres muy especiales, con una sensibilidad increíble y con una lealtad que nunca deja de sorprendernos. Estos dulces animales saben muy bien cómo agradecer el amor que reciben, tanto es así que van más allá de la vida.

Esta historia nos trae a Oso, un adorable cachorro que fue rescatado del lodo después de cinco días de intensas lluvias que provocaron un deslave en la colonia de San Luis del municipio Santo Tomás, ubicado a ocho kilómetros de la ciudad de El Salvador.

Los altos niveles de agua que se acumularon hicieron que el terreno de varias viviendas cediera y estas se derrumbaran.

El Cuerpo de Bomberos informó que dos de las casas que quedaron totalmente destruidas eran de una misma familia, cinco adultos y dos menores de edad.

Aunque los trabajos de rescate se iniciaron rápidamente con una maquinaria especializada para la remoción de la tierra y el lodo, no pudieron evitar que el exceso de humedad a causa de la lluvia arrastrara varias de las viviendas de la localidad.

Y mientras el personal de rescate cumplía con su labor ayudando a las personas afectadas por esta tragedia, vieron a un cachorro deambulando solitario por el lugar.

La mirada de este pobre perrito lo decía todo. Oso estaba deshidratado, muy triste y totalmente desorientado.

Cuando encontraron a Oso, los rescatistas no tenían rastro de las siete víctimas.

Era evidente que este cachorro estaba buscando a sus seres queridos entre los escombros y el lodo. Olfateaba sin parar tratando de encontrar a sus dueños desaparecidos.

Uno de los rescatistas vio a este pobre amigo peludo sobre la estructura que había quedado de la vivienda destruida. De inmediato, lo abrazó y lo llevó a un veterinario para que lo examinara y determinara su estado de salud.

Según los informes de las autoridades competentes, Oso es la mascota de Jennifer Melara Salamanca, una de las personas desaparecidas y familiar del periodista Wilfredo Salamanca.

Las imágenes de Oso fueron publicadas en las redes causando mucha conmoción entre los usuarios que manifestaron su solidaridad con la experiencia de vida tan traumática que le había tocado vivir a este cachorro.

Realmente este cachorro es una prueba fiel del amor más puro que puede llegar a sentir un peludo por sus padres humanos y por toda la familia.

Comparte esta emotiva historia, deseamos de todo corazón que Oso pueda encontrar un nuevo hogar que lo ayude a superar esta pérdida tan lamentable.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!