Perrita no deja de reposar su orejita sobre el vientre de mamá para escuchar a su hermanito

La llegada de un nuevo integrante a la familia es siempre motivo de celebración pero también enternecimiento para todos. Y por eso esta perrita no puede apartarse de su dueña desde que comenzó a notar que algo extraño pasaba en su barriga.

Algunos dudan de que la canina entienda lo que sucede pero lo que no se puede negar es lo conmovedor que se ve mientras escucha a su próximo hermanito.

Esta perrita es ejemplo de pura lealtad con su hermanito incluso antes de conocerloperrita

Su nombre es Avon, una husky cuya mamá humana Shea Haugen se encuentra sorprendida por el cambio de personalidad que ha sufrido en los últimos meses de embarazo.

Resulta que la enternecedora perrita solía ser igual de hermosa pero enérgica y extrovertida, Avon no tenía un momento de quietud durante el día pero el panorama cambió con el crecimiento de la barriguita.

La perrita descubrió la paz que le transmitía reposar su orejita sobre el vientre de mamá.

Desde que se percató de lo que sucedía con su humana, la perrita se transformó en una peluda protectora. Para la familia es evidente que está ejerciendo su rol de hermana mayor.

“Creo que se dio cuenta por primera vez de que estaba embarazada cuando tenía entre 14 [y] 15 semanas porque normalmente saltaba mucho, pero comenzó a ser más gentil”, explicó Shea.

La nueva actividad favorita de la perrita es escuchar al bebé en el vientre de su mamá y esto sorprendió tanto a la dueña que decidió registrarlo. ¿Quién imaginaría que un can se comportaría así frente a una situación como esta?

“Definitivamente, agacha la cabeza para escucharlo y se emociona mucho cuando él patea. Por lo general, es entonces cuando su cola comienza a moverse incontrolablemente”, relató Shea. 

Avon es apenas una cachorra y por ende se entiende su energía pero además siempre ha sido la bebé consentida de la familia.

Quizás ella no lo sepa pero ahora le tocará compartir a sus papitos, aunque esto no es algo que le preocupe a Shea dado que desde ya la perrita ha sacado su mejor traje de hermana protectora.

No quiere  despegarse de su dueña por nada del mundo.

A la mujer también le parece curioso el hecho de que su bebé aún sin nacer parece capaz de reconocer cuando la perrita está cerca, pues apenas esto sucede comienza a patear dentro de la barriguita.

«Es bastante curioso, a mi bebé parece gustarle el poder darle una buena patada cada vez que apoya la cabeza en mi barriga», dijo Haugen.

Aún sin nacer, Shea predice mucha diversión en su hogar y confía en que la perrita y su hijo se la llevarán de maravilla.

Eso la ha mantenido serena durante el embarazo y por nada del mundo está dispuesta a dejar de lado a su mascota, Avon ha sido su compañera desde hace un par de años y tanto ella como su esposo se lo saben agradecer.

Para ellos es parte importante de la familia, tal como debe ser.

Otra cosa que sí le ha quedado claro a la futura mamá es que su perrita tiene una inteligencia increíble, y a ella responde el cambio de actitud que ha demostrado en los últimos meses.

Atrás quedó la Avon hiperactiva que perseguía a mamá para invitarla a jugar o le ladraba para que tomase la correa y la llevase al parque. Ella comprende que su dueña no está ahora para largos trotes y por eso disfrutan en la pasividad del hogar el crecimiento de la barriguita.


Muy pronto esta husky conocerá a la criaturita que ha escuchado con curiosidad estos últimos meses y esperemos siga tan protectora, ejerciendo con amor su rol de hermana mayor. Este bebé tendrá la fortuna de contar además con la mejor compañera de aventuras porque tanto él como la perrita son una bendición para su mamá.

Nos contenta ver cuando las familias crecen y no por ello dejan a sus mascotas de lado, seguro Avon tendrá mucho trabajo ahora pero sabrá en qué enfocar mejor su energía.