Una destrozada perrita espera durante 3 años a su dueña que nunca volverá

Algo que siempre ha caracterizado a los perros es la enorme lealtad que tienen por sus dueños. Una vez que te vas al trabajo, tu mascota no hace más que esperar el momento de tu regreso para recibirte batiendo la cola y con mucha alegría. Pero esto puede volverse una historia muy triste cuando lamentablemente los dueños del perro no pueden volver más y sus fieles mascotas no lo entienden y los esperan por años y años.

La dueña de Fu Shi se encuentra hospitalizada desde hace más de tres años.

Este es el caso de una tierna perrita llamada Fu Shi, una mascota de 8 años que esperó a su dueña en la entrada de su casa por más de tres años. Los vecinos notaron la lealtad de la perrita y le daban comida y agua para ayudarla; pero la perrita se deprimía cada vez más cuando notaba que pasaban los meses y su dueña no regresaba a casa.

Los vecinos de la zona le dan comida y agua a Fu Shi.

Cada día la perrita se levantaba a asomarse en el callejón que dirigía a su casa y desde allí miraba con atención a todos lados con la esperanza de poder divisar a su vieja amiga. En las noches volvía a la casa y allí dormía para volver a su rutina de espera al día siguiente.

La dueña era una señora mayor de Busan, Corea del Sur. Fu Shi fue adoptada por esta anciana, y se hicieron compañía mutuamente por mucho tiempo hasta que su dueña sufrió una hemorragia cerebral que poco después se desencadenó en demencia. Con el tiempo la señora fue internada en un hogar especial, ya que requería de cuidados especiales; y lamentablemente el estado de su enfermedad no le permitió recordar que había dejado a la pequeña Fu en casa.

La perrita espera todos los días creyendo que en cualquier momento volverá su dueña.

Los vecinos se conmovieron con la lealtad de la perrita. Decidieron compartir su noticia y llamar a un refugio de animales que pudiera brindarle la atención necesaria. Por suerte, los vecinos la habían mantenido alimentada y se encontraba bastante bien de salud, a excepción de un pequeño problema de parásitos del cual se curó rápidamente.

La tierna historia de la Fu Shi conmovió a muchos y rápidamente fue difundida a través de los medios más importantes de Corea del Sur y toda Asia; así que solo fue cuestión de tiempo para que una familia decidiera adoptarla e integrarla a su familia. Hoy en día es llamada Sky en su nuevo hogar y se encuentra feliz.

Fu Shi por fin ha conseguido un nuevo hogar donde la quieren mucho.

La conmovedora historia de esta fiel perrita nos recuerda el enorme corazón que tienen los perros. Su amor y lealtad hacen que siempre esten allí para nosotros.

No dudes en compartir esta emotiva historia que demuestra que siempre hay una segunda oportunidad para un final feliz.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!