La perrita que estaba destinada a morir, no para de agradecerle al héroe que la salvó

Canela es una de esas perritas que es capaz de demostrar que todos los pronósticos pueden equivocarse cuando se tienen las ganas y la convicción para vivir.

Esta chiquilla fue rescatada en Suiza. Cuando la encontraron, la perrita estaba pasando por una etapa terrible: había perdido una de sus patitas delanteras y tenía el tobillo de su otra pata lesionado, por lo que no podía dar un paso con normalidad.

Canela realmente tenía problemas para superar las limitaciones de sus lesiones

Por si fuese poco, la perrita había sido diagnosticada por los veterinarios con Leishmaniosis, por lo que la idea de ayudarla a pasar el arcoiris no estaba descartada por los especialistas.

Sin embargo, su salvador sabía que ella no estaba dispuesta rendirse y quiso darle la oportunidad de vivir el tiempo que ella dispusiera.

Entonces contactó al equipo de Lets Adopt en España, para saber si ellos estaban dispuestos a darle a Canela las oportunidades que la vida le había negado.

Aceptaron de inmediato el desafío y la perrita fue trasladada a otro país.

La historia de Canela y su gran amistad con su rescatador están en este hermoso vídeo

Sin embargo, cuando Canela llegó a las manos de sus nuevos cuidadores, cayó en un estado de depresión total.

A pesar de que la operación de su tobillo había sido todo un éxito, la perrita tenía problemas para recuperarse y entendieron que era necesario solicitar la presencia del joven que le había salvado la vida.

Una visita de su buen amigo durante su recuperación la ayudó a animarse

Reencontrarse con él fue lo mejor que le pudo pasar a Canela. La emoción de ver al joven nuevamente fue tal, que la perrita se olvidó por completo de su depresión.

El chico la estuvo acompañando durante algunos días, hasta que ella estuvo fuera de peligro y logró restablecerse.

Contrario a los que los especialistas en Suiza creían, Canela logró restablecerse por completo.

Es una perrita con una calidad de vida excelente que, una vez recuperada su movilidad, se siente sumamente feliz y segura.

¡Pero eso no lo es todo! Canela tiene la felicidad de reencontrarse con el héroe que le salvó la vida al menos un par de veces al año.

El joven viaja desde Suiza especialmente para pasar algunos días con ella, es España y la amistad de ambos no tiene comparación.

Al menos dos veces al año este par de amigos se reencuentran

¡Fue una suerte que este joven no perdiera la fe ni por un minuto en la voluntad de esta valiente perrita! Hoy en día protagonizan juntos una historia de lucha, lealtad y amor que es digna de compartir con otras personas, ¿no lo crees?

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!