Perrita gravemente herida logra arrastrarse hasta el porche de una casa lejana suplicando ayuda

Hay muchas historias de perritos callejeros que sin duda, necesitan ser contadas. Son muchos los peluditos que logran salir de su infortunio gracias a personas maravillosas que deciden darle una segunda oportunidad. La protagonista de esta historia es una de esas perritas que sumergida en un profundo dolor llegó al lugar indicado.

Se trata de una pitbull joven de color negro

April y Joe Sullivan fue la pareja que encontró a la perrita muy triste y con fuertes heridas en el porche de su casa. La pareja vive en un lugar alejado de la ciudad con extensos terrenos, por ello, estaban muy confundidos con su extraña aparición.

Desconocían cómo había llegado hasta ahí o cuál era su triste historia, solo tenían certeza de una cosa: ayudar aquella perrita moribunda que los miraba suplicando ayuda.

La perrita estaba muy débil y confundida.

Cuando la pareja se acercó a la indefensa perrita no podían creer cómo había resistido tanto.

En ese momento estaban con su pequeña nieta a quien le habían enseñado que algunos perritos heridos pueden actuar a la defensiva si no se les sabe tratar, así que fueron muy cautelosos, para sorpresa de todos la perrita a la que más tarde llamaron Betsy fue muy receptiva. La pareja comenta:

«Había algo en Betsy, incluso tan enferma como estaba lamió a nuestra nieta. Ella era más que dulce”.

El estado de salud de la perrita era tan delicado que ni siquiera era capaz de moverse por ella misma. Joe la tomó entre sus brazos y la llevó al auto donde la trasladaron de inmediato al veterinario, en la clínica recibió toda la atención médica que necesitaba mientras que la pareja oraba porque lograra recuperarse.

El veterinario les informó que Betsy tenía la cadera fracturada, aunque no tenían pruebas, sospechan que fue atropellada por un auto.

La perrita también tenía una grave infección provocada por parásitos.

Joe más que nunca estaba seguro de querer salvar a la dulce perrita. Él y su esposa debían encontrarle un hogar donde pasar el largo proceso de recuperación.

April y Joe sabían que el tratamiento era costoso pero no podían abandonarla, así que decidieron quedársela.

La historia de Betsy inspira a ayudar a más perritos que tanto nos necesitan.

Con ayuda de las personas correctas, mucha paciencia e infinito amor la dulce Betsy se fue recuperando.

La pareja ya tenía otros perritos en casa por lo que Betsy siempre tuvo con quien jugar, aunque al principio no fue nada fácil poco a poco formó parte de la manada.

Betsy se hizo amiga de un labrador llamado Chunk.

Hoy Betsy es una perrita completamente sana y feliz. Esta infinitamente agradecida con esta hermosa familia que no la abandonó y le brindó todo el apoyo que necesitaba.

Gracias por salvarle la vida y hacerla parte de la familia. Seguro que la hermosa Betsy los recompensa con besitos dulces y fiel compañía.

No dejes de compartir esta nota es tus redes y hagamos viral el increíble gesto de una pareja al salvar a una indefensa perrita.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!