Se desploma en plena calle y su perrita guía se niega a separarse de él

Quienes tienen la dicha de tener una mascota en casa están en sintonía del verdadero amor, estos hermosos seres son el ejemplo perfecto de compañía idónea y fidelidad que todo ser humano debería disfrutar. Ellos no solo son testigos y cómplices de nuestras aventuras, sino también en los días más difíciles.

El incidente ocurrió en Guarulhos, Sao Paulo-Brasil.

Algo que ha experimentado Fernando da Silva, un hombre de 43 años, que recientemente colapsó en la calle y su perrita permaneció incondicionalmente junto a él.

Nina es una perrita guía que se negó abandonar a su dueño tras desmayarse en el suelo.

Fernando sufre de diabetes y tiene problemas de visión.

La perrita de manera desesperada intentaba reanimar a Fernando, haciéndole presión con sus patitas sobre su pecho.

Varias personas presenciaron la escena y corrieron a ayudar al hombre inconsciente, y aunque intentaron apartar a Nina para poder atender bien a su dueño, la perrita se rehúso a abandonar su persona favorita.

El hombre es de bajos recursos, sus vecinos se organizaron para brindarle mayor comodidad.

Los vecinos y comerciantes de la zona se mostraron muy preocupados por el lamentable estado de salud de Fernando, y dispuestos a ayudar querían saber el motivo de su desmayo, poco después descubrieron todo lo que esta hermosa pareja han sobrevivido juntos.

Fernando que sobrevive en condiciones de pobreza, incluso ha pasado varios días sin tener ni siquiera algo para alimentarse, y el poco dinero que logra conseguir lo usa para garantizar la salud de su perrita.

Un refrigerador, una cama, un televisor y un radio, forman parte de los inmuebles donados por la comunidad.

Una de las vecinas de Fernando, Nayara Ornelas, comentó que el hombre últimamente no se ha sentido bien de salud, a aparte de eso, debe luchar con sus necesidades económicas, al no tener suficiente ingresos no puede alimentarse bien, siendo este el principal motivo de su desmayo.

Nayara motivada en ayudar a su vecino y su fiel perrita, recaudó con ayuda de otros vecinos algunos bienes para amoblar la casa.

La emotiva reacción del perrito ha conquistado miles de corazones.

Los vecinos le brindaron toda la atención que necesitaba Fernando, además de ayudarlo con cosas materiales, le dieron esa mano amigo que todos necesitamos en momentos difíciles. Nos complace saber que cuenta con una comunidad que lo apoya y una fiel perrita que vela por su seguridad.

Si desea colaborar con Fernando puede hacerlo ingresando en este link. Este hombre con discapacidad visual y su perrita inseparable necesitan de nuestra ayuda.

Aunque tenía hambre, Fernando nunca pidió ayuda. Su prioridad era alimentar a su perrita guía.

Sin duda, estos peluditos son hermosos ángeles que llegan a nuestro mundo para demostrarnos el verdadero significado del amor y lealtad.

Si te ha conmovido esta historia compártela en tus redes y apoyemos a todos esos perritos guías que hacen la diferencia en la vida de las personas con alguna condición especial.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!