Perrita que fue hallada con la más triste marca en la calle no deja de mover su cola y dar besos

Una perrita continuará teniendo el corazón más noble pese a todas las desventuras que puedan sucederle a manos de los humanos. Los animales no entienden la maldad ni la venganza por lo que siempre actuarán amistosamente con los demás.

La perrita fue encontrada en muy mal estado pero nunca perdió la esperanza de ser amada

Perrita encontrada en mal estado en la calle no deja de mover su cola y dar besos

Emerald es una perrita color caramelo que fue encontrada deambulando en las calles de Filadelfia. No tener un techo donde resguardarse es algo malo e inseguro para todos, pero a ella le ocasionó terminar con diversas lesiones en su bello rostro y cabeza.

Afortunadamente, la pequeña fue rescatada a tiempo por quien se convertiría en su madre adoptiva temporal, Beth Hucke, quien dirige la organización Outcast Rescue. Hucke quedó impresionada por el estado de la canina, pero aún más por el amor que Emerald seguía demostrando hacia las personas.

Emerald no dejó de amar a los humanos pese a su triste experiencia

El rescate fue posible gracias a unos buenos samaritanos que se encontraron con la peluda en la calle y la mantuvieron resguardada con una soga para que los activistas de Outcast Rescue pudieran auxiliarla.

De inmediato, la perrita fue medicada con antibióticos y, con tan solo 9 meses de edad, debió ser sometida a 3 cirugías para que pudiera volver a sonreír. Todavía le aguardan diversos procedimientos médicos más, incluyendo tratamientos con laser para borrar las secuelas de su pasado.

Además, cuando Emeral se encuentre completamente recuperada será esterilizada para poder continuar con su rehabilitación. Beth está intrigada por las viejas cicatrices en el cuerpo de la dulce Emerald y lo que más desea es hacer justicia, motivada por el gran espíritu y fuerza que demuestra día a día la peludita.

“Su boca estaba completamente hinchada. Es increíble lo dulce, amistosa y feliz que logró ser a pesar de lo que había pasado”, declaró Beth.

Su inquebrantable fuerza ha hecho que otras instituciones se sumen para encontrar al responsable, incluyendo a los investigadores de la asociación Pennsylvania Society for the Prevention of Cruelty to Animals que quedaron enamorados de su increíble personalidad.

Beth sueña con el feliz momento en que su dulce compañera encuentre un amoroso hogar definitivo, al lado de una familia que disfrute hacer actividades al aire libre y que sea tan activa como Emerald.

La peludita sería inmensamente feliz al tener hermanitos perrunos con quienes poder jugar. Le maravilla todo lo que está a su alrededor y ama acurrucarse en la cama de Beth por las noches. Para ella el pasado ha quedado atrás y ahora solo se enfoca en ser feliz.

“Ella está feliz. Todo lo que quiere hacer es besar”, afirma Beth.

Además de avanzar enormemente en su propia rehabilitación, Emerald se ha convertido en la amiga incondicional y sostén de muchos perritos del refugio que también padecieron muchas injusticias en las calles.

Por todo ello, todos los miembros de Outcast Rescue reconocen que han sido bendecidos con su aparición pues han aprendido de sus patitas el verdadero significado del perdón.

“Emerald nos ha enseñado más de lo que le hemos enseñado nosotros. Nos ha demostrado que el perdón sí es posible. Sus cicatrices pueden contar la historia de su pasado, pero su cola meneando nos dice cómo es su presente. Ha traído mucha alegría a nuestro hogar e incluso se ha convertido en una hermana adoptiva mayor para muchos otros perros necesitados”, declaró Beth.

Recientemente, Emerald ha concursado con su insólita historia para ganar 5 mil dólares que serán de gran ayuda para los animalitos necesitados de Outcast Rescue. Sin duda, nadie mejor que ella para ganar el premio a la tenacidad y voluntad.

La historia de Emerald es increíblemente inspiradora, ¡No dejes de fomentar la adopción y de luchar por un mundo más justo para los animales!