CONMOVEDOR – Una perrita se niega a abandonar la tumba de su madre humana fallecida

Los animales son seres que tienen un corazón inmenso que se desborda en sentimiento, especialmente cuando se trata del amor que sienten por sus dueños, que indiscutiblemente va más allá de la muerte.

Es el caso de Deta, una perrita que tras la muerte de su madre humana se rehusó a marcharse de la tumba donde reposan los restos de quien tanto amó y sigue amando.

No es la primera vez que sucede algo así con un perro. En otra ocasión, relatamos el momento en que un perro tampoco quiso separarse de la tumba de su dueño. Puedes recordar la noticia aquí.

¡Qué nostalgia tan grande sienten por su pérdida física! 

Esta vez la reacción de la perrita fue grabada en un video cuando Theresa, la hija de la antigua dueña de Deta, y su esposo, la llevaron al cementerio el 15 de noviembre para colocar flores sobre el lugar donde reposa el cuerpo de su madre.

Cuando llegaron, inmediatamente Deta se sentó junto a la tumba de su anterior dueña. Cuando llegó el momento de ir a casa, ella no quiso separarse de la tumba donde está enterrada la persona que le brindó todo su amor en vida.

Las imágenes evidencian que esta perrita realmente extraña a su dueña.

Theresa comentó que Deta y su madre tenían un vínculo muy especial. Eran muy unidas.

“Aún se podía sentir la tierra fresca en la tumba de mi madre. Deta permaneció muy callada cuando llegamos, lo cual fue muy extraño.”

Deta fue una mascota muy especial, fue siempre su compañera fiel y Theresa se la llevó a su casa para que vivieran juntas tras la muerte de su madre.

“Heredé a Deta tras la muerte de mi madre, con quien estuvo durante cinco años. Mi madre tenía 86 años cuando falleció y rara vez salía de su casa”.

El esposo de Theresa tuvo que ir a buscar a Deta para llevarla a casa, quien después de dar algunos pasos hacia adelante, corrió de regreso a la tumba y se volvió acurrucar. No hubo manera que regresara al auto sola.

Metro

Definitivamente, el corazón de esta perrita estaba roto ante el dolor por no poder ver a quien cuidaba de ella.

Deta quedó devastada cuando su dueña falleció en septiembre. Las imágenes así lo muestran. Deta se quedó acurrucada en la tumba de su difunta dueña y al llegar la hora de partir, se negó a dejarla sola.

Theresa quedó realmente muy impactada al ver la reacción de esta adorable perrita. No pudo contener las lágrimas al percibir el dolor y la nostalgia que la mascota estaba sintiendo.

No sabremos si Deta entiende lo que sucedió con la madre de Theresa, pero sí estamos seguros de que ella le dará todo el cariño y el amor para compensar la soledad que puede estar sintiendo ante su ausencia física.

Es una historia que toca las fibras más profundas del corazón. No dejes de compartirla con tus amigos y seres queridos. El amor de una mascota va más allá de la muerte.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!