Perrita perdida llevaba años con el corazón roto hasta que reconoce un olor familiar

Pakita es una linda perrita a la que encontraron vagando tristemente en medio de las calles de Argentina. Fue recibida con los brazos abiertos por los miembros de la Fundación Arca Animal y pensaron que estaba perdida.

Lamentablemente, la situación se volvió más complicada de lo que ellos podían imaginar. Nadie parecía buscar a Pakita y tampoco lograban encontrar una familia dispuesta a brindarle un hogar.

Pakita fue hallada en Santa Clara del Mar, Argentina. Parecía estar perdida.

perdida

Nadie la reclamó, así que comenzaron a buscar un hogar para ella. Silvia Ferreyra, una de las voluntarias, explicó a los medios lo duro que era para esta linda perrita ser rechazada una y otra vez por quienes iban en busca de una nueva mascota.

Un par de familias intentaron adoptarla. Sin embargo, siempre la regresaban al refugio y nadie lograba comprender por qué rechazaban a Pakita. Ella era dulce, tranquila y amorosa.

La gente prefiere cachorros, así que ha permanecido con nosotros durante dos años”.

Durante todo este tiempo, todos comenzaron a perder las esperanzas. No podían imaginar que la familia original de Pakita todavía estaba buscándola, pero no lograban dar con ella.

Pakita permaneció mientras tanto en el refugio, pero cada vez se entristecía más. Los refugios no son un lugar apropiado a largo plazo para ningún perrito. Todos deben estar en un hogar amoroso.

Pakita había pasado una situación tan difícil en las calles, que a veces desconfiaba un poco de los humanos.

Su estado de ánimo era tan delicado que a pesar de la enorme experiencia de los voluntarios, para ellos era prácticamente imposible tomarle una foto, ya que siempre trataba de ocultar su cara.

Cuando finalmente lograron una foto decente de la linda perrita, la publicaron en las redes ofreciéndola en adopción. Casi de inmediato obtuvieron una respuesta totalmente inesperada.

“Recibimos un mensaje de una mujer que decía que la perrita era de su hijo. Aseguraba que él la había estado buscando”.

Ariel Naveira vio la fotografía y estaba casi seguro de que se trataba de su querida mascota perdida. A pesar de que Ariel nunca paró de buscar su perrita perdida, no había logrado dar con ella.

Sin pensarlo dos veces, Ariel se dirigió al refugio para asegurarse de que se trataba de ella.

Pakita había escapado de su casa hace dos años.

Había pasado tanto tiempo que Pakita no parecía reconocer a su antiguo padre. Incluso todos pensaron por un momento que debía tratarse de otra perrita y que todo era un malentendido, pero en cuestión de segundos todo cambió.

Cuando la triste perrita se atrevió a oler a Ariel, logró reconocerlo por su olor y su actitud cambió por completo. Fue un momento mágico.

“Perderla fue demasiado triste, pero reencontrarme con ella fue espectacular. No tengo palabras para describirlo”.

Pasó de ser una tímida perrita a no poder parar de saltar y darle besos. Lo había reconocido y sin duda estaba más feliz que nunca de poder reencontrarse con su papá después de tanto tiempo.

Ese era el momento que Pakita había soñado por dos años. Ella no quería otra familia, solo quería reencontrarse con su dueño.

En el vídeo se puede ver el conmovedor momento en que se reconocen y se ve que a pesar de todo el tiempo que tenían sin verse, Pakita seguía amando enormemente a Ariel.

Pakita pudo regresar a casa con su padre y ya han pasado años desde su bonito reencuentro.


Celebramos este hermoso reencuentro y la determinación de Ariel de nunca dejar de buscar a su querida perrita. Nunca olvides la importancia de la placa de identificación de los perritos y el microchip. Son muy importantes y pueden salvarnos de perder a nuestros queridos peluditos.

No hay dudas de que Ariel y la linda perrita merecían reencontrarse en ese bonito abrazo. No hay nada más bonita que la alegría que abrazar a nuestras mascotas.