Perrita que perdió un ojito por tanto maltrato, disfruta de una vida feliz ahora

Una perrita que fue sometida a tratos injustos por sus propios dueños, ha conmovido a miles de amantes de los animalitos de todo el mundo al demostrar su valentía y ganas de vivir. Desafortunadamente, su historia es un reflejo de la conducta cruel y deplorable de algunas personas, quienes sin piedad alguna perjudican a estos nobles seres causándoles grandes heridas físicas y emocionales.

La perrita que perdió un ojo ahora disfruta de una nueva oportunidad.

perrita

Esta es la historia de Bubbles, una perrita bull terrier que sufrió en manos de un desalmado que le disparó y ocasionó que perdiera un ojito y parte de su mandíbula. Como si fuera poco, el diagnóstico determinó que fue brutalmente golpeada.

Esta hermosa perrita tuvo un pasado lleno de dolor y agonía, solo tenía seis meses de edad cuando fue acogida por un refugio para perros en Houston, Texas.

Solo tenía seis meses cuando fue agredida.

En el refugio le realizaron todos los exámenes pertinentes y una tomografía que reveló en detalle la trayectoria de la bala.

Lamentablemente, la bala ocasionó graves lesiones, no solo perdió su ojo derecho y acabó con parte de su mandíbula, también afectó su oído interno.

Su recuperación fue lenta pero finalmente dio los mejores resultados.

Bubbles tuvo que someterse a un largo camino de recuperación, pero esta vez no estaba sola, contó con el apoyo de personas amables y bondadosas que hicieron lo posible por verla sana y fuerte.

Kilyn Horton Blanchard y su esposo, Ike Blanchard, dueños de un servicio móvil de peluquería canina, se ofrecieron como voluntarios para velar por el bienestar de la perrita.

Es una perrita muy juguetona y amorosa, ama compartir con los niños.

Cuando conocieron su historia en el 2017 sabían que debían hacer algo por ella. Al respecto Kilyn dijo:

“Su articulación de la mandíbula derecha se había roto y los huesos dañados se habían convertido en un bulto calcificado a medida que sanaba. Bubbles solo podía abrir su boca aproximadamente un centímetro y medio. Es sorprendente que ella pueda comer”.

Si bien la pareja solo quería ayudar a la perrita, su ternura y ganas de luchar por su vida terminaron conquistándolos y finalmente la adoptaron.

Bubbles, había encontrado una verdadera familia y continuó su recuperación en un hogar donde siempre recibió todos los cuidados que merecía.

Al momento de adoptarla, Kilyn recuerda con emoción:

“Estaba recostada en su perrera, pero en el momento que la abrimos salió y enterró su cabeza en mi pecho y solo quería que la abrazaran”.

La historia de esta dulce perrita pasó fronteras y conquistó a miles de personas de todo el mundo. Fueron cuatro largos años de recuperación pero finalmente Bubbles se encuentra completamente sana y feliz, sus lesiones son cosa del pasado.

Ahora es una perrita enérgica que agradece esta nueva oportunidad, le encanta sonreír y mover tiernamente su colita mientras comparte con otras personas.

Bubbles disfruta tener toda la atención.

Sus padres adoptivos instan a las demás personas a adoptar perritos que han sido víctimas de un pasado doloroso. Ellos necesitan cuidados especiales, mucho amor y paciencia para ayudarlos a salir del caparazón en que se encontraban sumergidos.

“Hay mucha crueldad en el mundo, pero queremos que la gente sepa que si se encuentra con un perro de un refugio herido o maltratado, no necesariamente significa que esté roto; a veces simplemente están asustados: todo lo que necesitan es un poco de amor y tienen mucho que dar a cambio”, dijo Kilyn.

Bubbles se ha convertido en toda una celebridad, tanto así le escribieron un libro, una gran historia para fomentar la empatía y compasión hacia los demás.

Esta dulce perrita también asiste a muchos eventos con el objetivo de que más personas se cuenta que el maltrato animal es algo real y latente en nuestra sociedad. Kilyn comentó:

“Actualmente, estamos tratando de hacerla trabajar con diferentes centros de rescates de animales para difundir la conciencia de la crueldad hacia los animales, incluyendo ir a las escuelas y hablar con los jóvenes sobre cómo cuidar adecuadamente a los animales. Queremos compartir su historia pero centrarnos principalmente en su futuro  y mostrarle a la gente que, dado que su pasado pudo haber sido duro, no tiene que determinar su futuro. También queremos fomentar la amabilidad y la generosidad hacia los demás”.

Como Bublles, hay muchas historias que nos preocupan y conmueven. Desafortunadamente, el maltrato animal forma de la avalancha de violencia que nos rodea a todos como sociedad.

Debemos hacer énfasis en la detención y prevención de la violencia hacia los animalitos, concientizar sobre el amor y el respeto hacia ellos es el primer paso.

Por supuesto que el amor es la mejor herramienta para combatir las heridas del pasado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por I Am Bubbles (@khbubbles)

Si realmente queremos combatir la violencia, es necesario una lucha constante para erradicar el maltrato a cualquier ser vivo. Que nuestras acciones sean el mejor ejemplo para revelar lo que habita en nuestro corazón.