La abandonaron durante un parto complicado, su útero estaba desgarrado cuando la encontraron

La vida a veces parece injusta y le da los obstáculos más difíciles de superar a los seres más indefensos. Y es que, sin duda, algunas criaturas tan hermosas y nobles deben soportar duros momentos que haría llorar al más fuerte de todos.

Esta es la historia de una bulldog que fue abandonada en el norte de Londres, exactamente en un callejón de Finsbury Park, allí la pequeña perrita estaba cubierta de heces por todas partes, dentro de una caja mugrienta. El callejón daba con el área de un parque local, por lo que sería complicado encontrar a la perrita dentro de ese oscuro lugar.

Pero afortunadamente, alguien del parque encontró a la cachorra y encendió las alarmas para que esta pobre perrita fuera rescatada; sin embargo, allí no terminaría su lucha con los obstáculos. La RSPCA respondió al llamado de rescate, y nadie podía creer lo que sucedía dentro de esa inmunda caja.

«Cuando la levanté por primera vez, estaba cubierta de pies a cabeza con heces y olía tan mal. En realidad, no se podía decir de qué color debía ser”, dijo Nicola Thomas, la oficial encargada del bienestar animal para la RSPCA.

Esta perrita en realidad era una hembrita bulldog blanca, en promedio tenía unos tres años de edad y además tenía el útero roto, lo que alarmó a los rescatistas obligándolos a llevarla de emergencia a un hospital veterinario.

Allí pudieron notar que había un cachorrito muerto dentro de ella; además, los veterinarios aseguran que la perrita era usada por sus dueños para la cría y que en el momento de ser abandonada ella trataba de dar a luz.

«Abandonar a un perro por cualquier motivo es desgarrador, pero pensar que esta chica estaba en una condición tan miserable pasando por eso durante un parto es trágico”, agregó Thomas.

Después de la cirugía de emergencia, los médicos lograron estabilizar a la perrita, pero su condición grave persistía, así que la trataron con medicamentos para lograr que esté lo más cómoda posible en el Harmsworth Memorial Animal Hospital, muy cerca del lugar donde fue abandonada por sus antiguos dueños.

La RSPCA y los trabajadores del hospital se encariñaron tanto con el desfavorecido animal debido a su trágica historia que le tienen un hermoso nombre: Florence. Y es que la perrita se ha portado tan amigable con cada humano que está cerca de ella a pesar de su pasado tan difícil de superar.

Sin duda, el parto fallido ha afectado anímicamente a Florence, así que la RSPCS ha intentado de comunicar velozmente la historia de esta perrita para que personas que crean tener un perrito que pueda ser cría de Florence, se pongan en contacto con el hospital para así mitigar el dolor de esta madre que ha sido separada de todos sus hijos. Cualquier información relacionada con esta perrita puede ser informada desde Londres a través del: 0300 123 8018.

Daily Mail / Islingtongazette

Florence es mucho más fuerte de lo que se puede ver, esperamos que sus próximos días estén llenos de mucho amor y que la vida a la que estuvo sometido durante años cambie drásticamente. Afortunadamente, ya está completamente recuperada y le han dado de alta.

Comparte y comenta esta noticia con tus amigos para que conozcan la trágica historia de un ser tan bello.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!