Una rata gordita atrapada en una alcantarilla jamás pensó que alguien se detendría a ayudarla

Ciertamente, pocos animales pueden producir tanto asco y rechazo como las ratas. Lamentablemente, su fama de no ser lo más aseadas que digamos hace que la gente huya despavorida si es que alguna vez tiene la mala fortuna de encontrarse con una.

Pero un grupo de bomberos y una niña compasiva sí que supieron entender que más allá de un animal rechazado por muchos, es una vida.

Y se dispusieron a salvar a una rata regordeta que estaba en verdaderos apuros.

Muchos podrían pensar que buscar el bienestar de una rata de alcantarillado no tiene ningún valor en este mundo, pero es indudable que significaba todo su mundo para ella.

El pasado domingo, este roedor urbano con unos kilos demás, afortunadamente se encontró con personas que estaban seguros de que valía la pena salvar su vida.

La rata había adquirido mucho peso como para salir por la abertura, y se vio atrapada en medio de un desesperado intento por liberarse.

Fue una pequeña niña la que la vio, y su familia inmediatamente contactó con la organización de rescate de animales Rhein Neckar, en la ciudad de Bensheim, Alemania.

Michael Sehr, uno de los voluntarios, se presentó enseguida en el lugar y al ver que el rescate era más complicado de lo que parecía, llamó a los bomberos.

¡La desesperación del animalito era evidente!

”La rata estaba gorda y sus caderas se atascaron: no podía ir ni hacia adelante ni hacia atrás”, dijo Michael Sehr.

Los bomberos se dieron cuenta que no podían tirar de ella porque sin duda le harían daño, así que levantaron la tapa de la alcantarilla para sacarla desde el fondo.

Jamás se dieron por vencidos y tras 25 minutos de rescate, lograron desatorarla.

Aquí puedes ver labor de estos admirables héroes. ¡Todavía podemos tener esperanza en la humanidad!:

Fue un dulce esfuerzo de trabajo en equipo, donde se pudo ver a 8 hombres compasivos sólo por salvar la vida de una «asquerosa rata».

La regordeta aprendió la lección y fue liberada de nuevo a la alcantarilla con el propósito de hacer un poco más de ejercicio para no volverse a meter en apuros.

Pero antes de desaparecer, parecía estar agradecida con sus salvadores:

«Echó un breve vistazo hacia nosotros, como diciendo: ¡Gracias y sí, sé que necesito empezar una dieta!», dijo Andreas Steinbach, portavoz de la organización de rescate.

Pero la historia no culminó sólo con la rata agradeciendo, sino que además los pequeños de la familia que iniciaron este gran rescate, vinieron con una imagen que habían dibujado para expresar su gratitud a aquellos que habían escuchado su llamada.

Sehr recibió un dibujo de la rata rodeada de corazones.

Sin embargo, aunque muchos aplaudieron el gesto de estos valerosos hombres, otros tantos criticaron que se invierta dinero y esfuerzo en salvar a un animal considerado como una «plaga».

The Dodo

«Incluso los animales que son odiados por muchos merecen respeto”, respondió Michael Sehr. «No hacemos ninguna diferencia sobre qué tipo de animal necesita ayuda. Estamos en el rescate de animales, no en el control de plagas», dijo Steinbach, por su parte.

No te vayas sin compartir este maravilloso rescate para celebrar que estos héroes sí supieron entender que todos los animalitos son seres vivos que merecen ser salvados.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!