Un hombre quiere adoptar a una pitbull pero la perrita se niega a dejar en el refugio a su amigo

Para nadie es un secreto que tanto los seres humanos como los animalitos pueden formar lazos inquebrantables, el vínculo que se forma entre dos perritos es tan fuerte que nada ni nadie podrá romperlo se consideran criaturas tan fieles que son capaces de hacer cualquier cosa por las personas que les brinda atención y cariño.

El amor debe ser incondicional sin importar las diferencias.

Merrill y Taco son dos perritos que han demostrado que sin importa las circunstancias un verdadero amigo siempre estará ahí para apoyarte.

Merrill es una pitbull de tres añitos, y Taco es un chihuahua de 8 años, ambos han demostrado que no importa lo diferentes que puedan lucir lo que los une es la pureza que hay en sus corazones caninos.

Una amistad que se fortaleció tras difíciles circunstancias.

Ambos han compartido un sinfín de experiencias desde que llegaron al refugio, llevan años compartiendo travesuras y demostrando su fidelidad en el Rocket Dog Rescue, organización que se encarga de atender a perritos abandonados.

Tienen como objetivo crear un mundo donde todos los animalitos sin importar la raza o la edad puedan tener un hogar estable y seguro.

El tiempo pasa, pero los verdaderos amigos quedan.

Afortunadamente, uno de los  perritos estaba en proceso de adopción pero su vínculo era tan grande que no querían estar separados, seguramente te estás preguntando cuál fue el motivo que hizo que dos perritos de razas tan distintas formaran una amistad que supera cualquier diferencia.

Un verdadero amigo vale más que mil galleticas de felicidad.

Es que tanto para las personas como para los perritos los verdaderos amigos se conocen en las situaciones más difíciles, Merrill necesitaba una operación que ponía en riesgo su vida y el pequeño Taco estuvo siempre a su lado.

Taco demostró ser un gran amigo.

Durante toda la operación Taco estuvo en todo momento cerca de Merrill, en el proceso de recuperación eran inseparables, si por algún motivo debían separarse ambos lloraban tan fuerte hasta  lograr estar juntos.

Para estos perritos la verdadera amistad se basa en la fidelidad.

Cuando a Merrill le tocó demostrar su lealtad lo hizo de tal manera que hasta el humano menos sensible recapacitaría ante la escena, su actual dueño al entrar al refugio se enamoró a primera vista de Merrill, pero ella se negó abandonar a Taco, así que cuando vinieron a buscarla ambos empezaron a llorar y demostraron que no podían estar separados.

Un verdadero equipo siempre permanece unido.

Afortunadamente, el dueño demostró tener un corazón grande y decidió llevarse a los dos perritos a casa, tanto Taco como Merrill movieron sus colitas hasta cansarse en forma de agradecimiento, ahora pasarán el resto de sus días juntos con un dueño que los ama y entiende el verdadero concepto de la amistad.

Nada mejor que tener un dueño que te entienda y ofrezca amor incondicional.

Shareably

Esta historia demuestra que hay lazos inquebrantables y que el amor supera cualquier obstáculo, es necesario tener a las personas que amamos es nuestras vidas para pasar más días llenos de alegría. ¡Qué bueno por Taco y Merrill que se encontraron con un dueño tan compasivo!

Comenta con tus familiares y amigos  que la amistad entre las mascotas es importante. Ayúdanos a compartir la nota para ofrecerles hogar a los perritos abandonados.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!