Perrita que esperaba con ansias a que su hermanito naciera no puede dejar de velar sus sueños

Los niños y los perros desde siempre se han llevado bien. Además, no son solamente los niños quienes obtienen beneficios de esta unión, ya que los perros son muy agradecidos por recibir cariño, hogar, compañía y diversión.

Los animales aportan muchos valores a los pequeños, valores que en ocasiones las propias personas se olvidan de transmitir. La empatía, el amor incondicional, el respeto, la responsabilidad, la compasión, la fidelidad. Pero además de los valores, definitivamente los animales de compañía son esenciales para el feliz desarrollo de los hijos.

Sadie un simpático Golden Retriever y Tyler, su pequeño humano, forman un dúo inseparable que sabe muy bien lo que el amor entre ambos significa. Ambos viven en Long Island, Nueva York, Estados Unidos, protagonizando innumerables aventuras, paseando y jugando todo el día y tomando siestas abrazados como los buenos amigos que son.

Sadie esperaba a su hermanito desde que supo que estaba en el vientre de su madre

Sadie conoció a Tyler desde que era solo un pequeño embrión nadando en la pancita de su madre. La perrita acariciaba el vientre y dormía sobre él, esperando con ansias el nacimiento del bebé. La conexión entre los dos nació de inmediato y desde entonces su amistad cada día es más grande.

Desde que nació Tyler, Sadie se convirtió en su fiel protectora

A pesar de que cuando Tyler nació Sadie se sintió algo frustrada por no poder jugar de inmediato con su nuevo hermano bebé por ser tan pequeñito, hoy en día el pequeño Tyler tiene dos años y él y su amada Golden Retriever se han convertido en todas unas celebridades en el mundo de las redes sociales. Ya cuentan con más de 100 mil seguidores en todo el mundo quienes celebran maravillados su hermosa amistad.

“Siempre estoy atenta a los movimientos de esta bella pareja aventurera”, dijo una internauta.

Comen juntos, duermen juntos, juegan y disfrutan de la vida. Incluso Sadie calma a Tyler cuando llora o está triste y lo protege contra todo mal en este mundo tan complejo que apenas empieza a conocer.

“Son simplemente adorables. Y Sadie se ve feliz con sus labores de hermana mayor”, aseguró otro usuario de las redes sociales.

Los niños son amantes de los animales, eso no tiene discusión, pues ellos logran conectarse de manera única con sus mascotas. En este proceso de crecimiento y aprendizaje los pequeños son como esponjas que absorben todo, incluso el amar y cuidar de ese diminuto peludo que es parte de la familia.

Afortunadamente Tyler tiene la posibilidad de crecer junto a una mascota que alegre sus días y que abre una puerta más para afianzar lo que es el amor y la compasión, así como el sentido de responsabilidad. Pero también, Sadie se ha ganado el amor incondicional e inocente que solo los pequeños como su hermanito humano saben dar.

Comparte esta hermosa historia de amistad sin límites con tus mejores amigos, familiares y seres queridos y atrévete a adoptar una mascota, será toda una experiencia maravillosa con tus hijos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!