Gracias a un gran corazón, esta perrita fue rescatada del infierno congelado en que vivía

Tener un perrito no es algo que deba tomarse a la ligera, y es por eso que se le repite tanto a las personas que tienen que ser responsables de su bienestar, tomándose esto como una obligación, pues somos sus guardianes y debemos protegerlos ante cualquier situación.

En este caso, fueron los voluntarios de un refugio para animales llamado Naminukai con sede en Vilnus Lituana, quienes fueron notificados de un pequeño perro que estaba siendo descuidado en su hogar. Ante esto, los voluntarios acudieron inmediatamente para ir a su rescate.

Esta pobre perrita vivía bajo terribles condiciones

Cuando llegaron al lugar donde se encontraba la perrita, todos quedaron muy sorprendidos al ver en las condiciones en las que vivía la pobre cachorrita. Aunque era de raza mixta SharPei, era muy hermosa, y tristemente se encontraba encadenada a la intemperie en un sitio donde hacía un frío considerable.

Esta pobre e inofensiva criatura se encontraba amarrada al lado de los contenedores de basura, y además de estar rodeada de desperdicios, también lo estaba de su propio excremento.

El agua que bebía estaba en un recipiente completamente sucio

Ciertamente, se le notaba que estaba muy mal de salud, completamente desnutrida, muy poco pelo y uno de sus ojitos ciego. Esto era muy triste de ver, y el toque final que hizo que estuvieran dispuestos a sacarla de ese lugar, quisieran sus dueños o no, fue el hecho de ver que el agua que bebía la sacaban de un recipiente con agua helada y sucia.

Era increíble observar tanta indiferencia por parte de sus dueños a pesar de que era evidente que su vida no duraría mucho más. Fue así como Barsa, el nombre que acabó siendo dado a la perrita después de haber vivido toda su vida sin uno, fue llevada inmediatamente a una clínica veterinaria donde fue atendida gratuitamente y de manera urgente.

Por suerte la ayuda llegó en el momento indicado

En esta clínica, sus médicos de buen corazón le ofrecieron a las personas que estaban a cargo ahora de la pequeña Barsa una cirugía ocular completamente gratuita que podría solucionar casi por completo su problema de visión. Ante esto, lo aceptaron de inmediato, y gracias a dicha operación, la pequeña Barsa pudo ver nuevamente.

Desde ese entonces, la vida de esta adorable cachorra cambió por completo, pues ahora además de ser libre, también está muy feliz y emocionada por comenzar una nueva etapa.

Ahora Barsa tiene a una familia que la quiere y le da la vida que siempre ha merecido

Naminukai

Por suerte, al poco tiempo de haber llegado al refugio, fue adoptada por una familia que ahora le brinda mucho amor y protección. Ella es una buena perrita, solo necesitaba que le brindaran una verdadera oportunidad y así lograr demostrar que ella también tenía mucho amor para brindar.

¡Comparte esta historia con otras personas para incentivarlas a tomar con seriedad la responsabilidad que tienen con sus mascotas!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!