Perrita siente que algo está muy mal con su dueño mientras duerme y le salva la vida

Todos hemos escuchado que el perro es el mejor amigo del hombre, y cómo no confirmar esta teoría si los peluditos no dejan de sorprendernos con sus acciones, ellos siempre están ahí de manera incondicional para ser el mejor apoyo, e incluso, salvarnos de la muerte.

Recientemente se dio a conocer la historia de Ken Richter, un hombre de 52 años de edad amante de los perros que siempre ha pensado que su mascota complementa su vida ofreciéndole amor puro e incondicional.

Ken tiene una perrita de mezcla pitbull-labrador.

Ken hace poco sufrió un accidente que le llevó a replantear la importancia de los perros en su vida. Afirma que su adorable mascota el cual lleva por nombre Cheyenne, salvó su vida tras sufrir un ataque cardíaco masivo.

Muchas veces los perritos pueden sentir cuando sus personas favoritas van a sufrir algún ataque, asociado al área de salud. Esto fue exactamente lo que hizo la adorable Cheyenne.

La perrita tiene 6 años de edad.

El hombre comenta que él estaba durmiendo cómodamente en su cuarto cuando de repente sintió que su robusta perrita se le sentó con fuerza. Cheyenne latió insistentemente hasta que logró que su dueño se despertara por completo.

Desde luego que Ken estaba confundido con la reacción de la perrita, quien suele tener un comportamiento bastante tranquilo. Más tarde comprendió que la reacción “agresiva” de su perrita terminó salvándole la vida.

Cheyenne pesa 39 kilos.

Solo un par de minutos después de haberse despertado, Ken sintió un fuerte dolor en el pecho. Supo que no era normal el dolor que sentía y logró llegar al hospital más cercano.

El personal médico que lo atendió le confirmó que estaba sufriendo un paro cardíaco, sin perder tiempo lo trasladaron a un área especial para estos casos donde recibió todo el tratamiento que necesitaba. Los médicos lograron bloquear el 99 por ciento del ataque de su ventrículo izquierdo y le salvaron la vida.

La reacción inmediata de Cheyenne alertó a su padre de sufrir un trágico accidente.

El personal médico le aseguró a Ken que de no haber sido alertado por su perrita hubiera muerto mientras dormía. Por suerte, Cheyenne reaccionó de manera inmediata y logró salvar a su persona favorita.

Sin duda, este hombre tiene un hermoso ángel guardián transformado en el más adorable de los perritos.

Ken confirma una vez más su perrita no sólo es su fiel amiga sino su ángel guardián.

Ken espera que su experiencia motive a más personas adoptar perritos y cambiar favorablemente la mala idea que se tiene sobre la raza pitbull. Recordemos que no hay razas malas solo dueños que no educan a sus mascotas.

Todos los peluditos merecen ser tratados con respeto y amor. Después de todo, ellos siempre estarán de manera incondicional y llegan a nuestra vida para hacerla más alegre y dinámica.

Por favor, comparte esta nota en tus redes con familiares y amigos y comentemos favorablemente las habilidades y ventajas de tener un pitbull en casa.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!