Una perrita sin su pata derecha encuentra la felicidad con un hombre que no tiene brazo derecho

Un refugio se quedó sumamente conmovido cuando rescataron a una pit bull fuertemente lesionado. Todo apuntaba a que la asustada perrita había sido utilizada como cebo ya que estaba cubierta de múltiples cicatrices en todo su cuerpo.

La perrita fue rescatada en la ciudad de Dallas, en Texas, Estados Unidos.

La perrita, a la que llamaron Whiskey, preocupaba mucho a los veterinarios. En su hombro derecho alguien le había apuntado y era difícil de sanar, ya que la lesión se encontraba muy infectada. Lo principal era salvar la vida de Whiskey e intentar darle una nueva oportunidad, así que decidieron amputarle la pata.

Cuando hallaron a Whiskey tenía un grave estado de desnutrición

Después de un par de semanas, Whiskey demostró que era una perrita verdaderamente fuerte. Se recuperó muy rápido y ahora sólo necesitaba un poco de amor para volver a confiar en los humanos. Kristen Flora le dio un hogar temporal. Se dedicó a entrenarla un poco y a asegurarle que ya no tenía nada que temer. No permitirían que nadie más usara a ese inocente animal como cebo de peleas.

“Fue una inspiración ver cómo superaba tantos obstáculos”.

Ahora Whiskey ya estaba lista para buscar su hogar definitivo. Todos en el refugio querían ayudar a esta linda perrita a conseguir la felicidad que tanto se merecía pero sabían que sería una tarea sumamente difícil.

“Una pit bull que había sido perro de cebo y que además sólo tenía tres patas tiene una oportunidad en cien mil de conseguir que la adopten. No estamos seguros de que lo consiga”.

Tras mucho pensarlo se les ocurrió divulgar su historia en “Lucky Fin”, una página dedicada a ayudar y conectar personas a las que les falte alguna extremidad. Fue allí donde Jeff Meyer supo sobre Whiskey y no dudó un segundo en comprender que estaban destinados a estar juntos.

Jeff nació sin parte de su brazo derecho.

Animal Channel

“Sabía por mi experiencia que todos los mirarían. Ella necesitaba una oportunidad para ser feliz”.

Ahora esta linda perrita tiene una nueva vida. La esposa y la hija de Jeff también se enamoraron por completo de Whiskey y no tardó en convertirse en la nueva integrante de la familia que tanto habían deseado.

“Ella es similar a mí. Le falta su pata derecha. Estamos destinados”.

Celebramos el hermoso encuentro entre Jeff y Whiskey. Esperamos que esta perrita disfrute al máximo de todo el amor que tanto se merece.

No dudes en compartir esta inspiradora nota para ayudar a crear conciencia sobre la importancia de adoptar a perritos que sean diferentes como Whiskey.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!