Ayudan a la adorable perrita sin patas que fue dejada en una caja de cartón

A pesar de sus carencias físicas, la perrita sin patitas que protagoniza este caso no dejaba de sonreír, y aunque vivía en la calle junto a sus hermanitos siempre mantuvo la esperanza de una vida mejor.

Esta perrita no tiene patitas, pero sí un gran corazón dispuesto a amar

Perrita sin patitas

En Culiacán, Sinaloa, varios jóvenes paseaban y cerca de un banco vieron varias cajas de cartón que estaban apiladas.

Estaban intrigados por saber qué habría adentro y se acercaron para revisar, el contenido les sorprendió, había una camada de cachorritos encantadores que los miraban.

Los jóvenes se acercaron a las cajas y descubrieron a la peluda más tierna

Los animalitos comenzaban a inquietarse, se pegaban unos contra otros, sin duda estaban hambrientos y tenían mucha sed.

En su inocencia perruna no podían entender porqué los dejaron de esa manera, a la deriva sin importarle lo que pudiera pasarles.

Entre los canes, uno llamó su atención porque se veía menos activo, los jóvenes lo tomaron en sus manos y se dieron cuenta de que no era igual que los demás, se trataba de una perrita sin patitas.

La cachorrita no podía movilizarse por la ausencia de sus extremidades delanteras.

“¿Cómo pueden ser tan malos, capaces dejar a esta pobrecita y con su discapacidad?, dijo una conmovida usuaria.

La perrita sin patitas era encantadora, había nacido así y no se sentía inferior por sus limitaciones, a pesar de las circunstancias se mostraba risueña y encantadora. Pero, estando en condición de calle, el no tener sus patitas completas representaba un gran riesgo.

Quienes hallaron la camada revisaron con detalle a los demás perritos para confirmar si no tenían el mismo problema. Sabían que debían llevarlos a un sitio seguro.

Tomaron en brazos a la familia de canes y se dirigieron a la Fundación Laika Protectora de Animales.

La familia perruna fue recibida con mucho amor, en especial la perrita sin patitas. No dejaban de admirar sus encantos y decidieron ponerle por nombre Mía. El personal les dio comida y agua, y también le prestaron atención médica a cada uno.

Todos sucumbieron a los encantos de la perrita, la amaban con locura

Mia se ganó el corazón de todos, admiraban la fortaleza que tenía la perrita sin patitas. Pero sabían que necesitaba llevar una vida lo más normal que pudiera, por eso le regalaron una silla de ruedas.

Adaptaron el aparato ortopédico al cuerpo del animalito. Mía se desplazaba desenfrenada sin parar, jugó durante todo el día con sus hermanitos.

Es el momento de buscar una familia adoptiva para Mia

Ahora la canina era independiente y más segura, los cuidadores la amaban y hubiesen querido estar con ella siempre, pero sabían que había llegado el momento de buscarle familia. El proceso fue rápido, una joven llegó a la fundación, la miró y desde ese instante algo las unió.

La mujer ha decidido adoptar a la peluda y comenzaron una maravillosa vida juntas, participaban en actividades muy divertidas como el día que fueron a una fiesta de disfraces.

La fundación compartió las imágenes en las redes sociales y los internautas estaban emocionados.

“Tan linda, gracias a Dios que hay gente buena y ahora será muy feliz en ese hogar, miles de bendiciones para esta hermosa familia que ayudó a esta hermosura”, compartió otra internauta.

Jamás se rindió y ahora es inmensamente feliz


Casos como el de Mía es prueba de que siempre existe la esperanza de un mundo mejor para los perritos de la calle.

Por eso es importante apoyar a las organizaciones que se encargan de rescatarlos y protegerlos como la Fundación Laika.

Donando a las organizaciones o adoptando haces una gran labor y salvas a muchos animalitos que estarán muy felices y agradecidos. ¡Abre tu corazón!