Perrita con sobrepeso es adoptada y trabaja como asistente de estación de autobuses

Toda perrita es adorable, sin embargo, su apariencia es aún más dulce cuando es más esponjosa y redonda de lo habitual. Tal como lo es una adorable perrita brasileña, llamada Chiquita, que ha conquistado el corazón de miles de personas en las redes sociales.

Esta perrita sorprende a todos con su personalidad e inteligencia

Perrita

Chiquita vive en la ciudad brasileña de Blumenau, junto a sus padres humanos, Adelsionir y Mariani. Tiene 9 años y está profundamente agradecida por haber sido adoptada y tener ahora una amorosa familia.

Fue adoptada hace 4 años y cada día agradece por su nueva vida

PerritaFueron 5 años los que la pequeña vivió en las peligrosas calles, deambulando sin rumbo y sin saber cuándo podría comer. Desde el primer momento, Chiquita estuvo feliz de tener un techo seguro, pero no podía evitar estar aterrada cuando sus humanos la dejaban en casa para ir a trabajar.

La tristeza de Chiquita era tan grande y evidente en sus profundos ojos que sus padres tomaron una radical decisión: llevarla consigo a trabajar en una estación de autobuses para que no tuviera que quedarse sola.

Fue así como, día a día, Chiquita parte hacia al trabajo junto a sus humanos, con una hermosa sonrisa en su semblante. Siempre son puntuales en la hora de entrada y ella sabe bien cuáles son sus labores en la estación.

Chiquita se ha robado el corazón de todos los usuarios de la estación con su tierna apariencia

Los deberes de Chiquita son cuidar de los usuarios de la estación de autobuses y, sobre todo, lucir extremadamente tierna. Ella toma tan enserio su labor que todos consideran actúa como cualquier otro empleado y es que solo le falta hablar para poder vender boletos también.

De entre todas sus actividades, la perrita disfruta en especial observar a las personas que se trasladan a través de la estación de autobuses, por eso se le ve particularmente en el mostrador.

“A ella le encanta quedarse en el mostrador de servicio, mirando a los pasajeros en la línea”, narró el papá humano de Chiquita.

Pese a que sus humanos le dieron una serie de labores, lo cierto es que Chiquita se ha convertido en la reina de la estación y su única obligación es permanecer siendo tierna, como lo es siempre.

Adelsionir y Mariani se mantienen trabajando arduamente, pero la presencia de la perrita hace su jornada mil veces más llevadera.

El trabajo y la vida de la pareja es humilde, pero brindan amor incondicional a esa pequeña que llegó a su vida para enseñarles la fidelidad y la amistad más sincera.

Se ha convertido en su pequeña mimada

“Solo los animales nos aman sin importar cómo nos veamos, nuestra clase social, nuestra profesión o el lugar donde vivimos.

Nada de eso les importa. Todo lo que quieren es sentirse amados de la misma manera que ellos nos aman: incondicionalmente”, afirma Adelsionir.

Por eso es que, tanto sus papás como los visitantes de la estación, reconocen que Chiquita tiene el puesto más importante: dar felicidad y alegría a todo aquel que tiene la dicha de poder estar cerca de ella.

Cada gramo «de más» en Chiquita está compuesto de pura ternura


Son cientos las personas que transitan por la estación, muchas de ellas deseosas de poder conocer a la peludita superestrella que conquistó a los usuarios de las redes sociales. Chiquita siempre los recibe con una sonrisa y con la mayor disposición de pasar un momento agradable.

Sin duda, todos los animales son especiales y merecen tener una vida digna, sin riesgos y sin carencias. Por eso, nunca dudes en brindar una mano amiga a los peluditos desamparados que esperan ansiosamente una oportunidad de ser felices.