Unos kilos de más ayudaron a que esta perrita sobreviviera a una caída en un profundo pozo

Tener unos kilos de más acumulados en la cintura fue lo que ayudó a esta perrita a sobrevivir una caída de 12 metros por el agujero de un viejo pozo de una mina abandonada.

Gigi, una perrita de 16 meses perseguía a un zorro y cayó de forma aparatosa por el agujero mientras salía a pasear con sus dueños. El incidente ocurrió en Creswick, al norte de Ballarat en Victoria, Australia.

Los bomberos se desplazaron hasta el lugar con todo el equipo necesario y procedieron a realizar las labores de rescate.

El CFA realizó el rescate empleando un sistema de cuerdas, asegurando a Gigi en un arnés antes de ponerla a salvo.

«El pozo profundo estaba lleno de «una gran cantidad de hierro corrugado y postes viejos», según el oficial de la Autoridad Nacional de Incendios, Darren Roper.

A pesar de la profundidad y fuerte caída que sufrió, por suerte, Gigi no se fracturó ni un hueso, fue sacada por los bomberos y estuvo contenta de ver a su familia.

La llevaron al veterinario por un gran corte de 15 cm que sufrió en la pierna trasera derecha, causado por golpear un pedazo de lata cuando se cayó.

Necesitó cirugía para suturar la herida, todo salió bien y ahora se está recuperando.

Gigi fue rescatada con solo una lesión en la pierna.

El veterinario que la operó, el Dr. Jorge Baron, dijo que sus lesiones podrían haber sido mucho peores si fuera un perro más delgado.

«No estoy diciendo que los perros con sobrepeso sean más saludables, pero en este caso, ser un poco gordita en las caderas la ayudó un poco», dijo el Dr. Baron.

Después de la intervención quirúrgica, Gigi regresó a casa con sus dueños Ray y Linda Martin.

Ella está de buen humor, pero tendrá que adaptarse a usar un cono durante unas semanas para evitar que lame la herida mientras se recupera.

Gigi camino hacia la recuperación.

«Ella todavía se está acostumbrando a tener el cono en su cabeza. Hace unos momentos trató de salir por la puerta de cachorro pero no pudo hacerlo, porque eso le impidió pasar, pero ahora ella está muy feliz», dijo Linda.

«Vivirá para perseguir a otro zorro», dijo Roper.

Gigi tuvo mucha suerte de estar viva y en casa nuevamente con su familia, seguramente haya aprendido algo de esta terrible experiencia sin dejar de ser una perrita feliz.

9News

Comparte este increíble y exitoso rescate con tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!