La abandonaron en la carretera y tenía tanta hambre que se comía trozos de su manta

Hay actos tan viles y malvados que inevitablemente nos preguntamos si las personas responsables tienen un poco de corazón. Y es que son capaces de someter a los peores tratos a los fieles animales que solo desean ser amados y protegidos.

Este pobre perro vivió el peor de los pasados

Lamentablemente, esto fue lo que sucedió con Daisy, una perrita labrador de solo dos años que fue dejada a su suerte de la peor forma por sus humanos. Su estado de desnutrición era tan severo que impactó a todos.

La indefensa perrita quedó desamparada en una solitaria carretera de Cocoa, Florida, justo antes de Navidad, tiempo que ella deseaba pasar al lado de sus seres queridos, rodeada de amor.

Pero, pasaron meses antes de que alguien la encontrara, convertida en un gran saco de huesos, tan hambrienta que estaba masticando trozos de su manta llena de desesperación solo para tener algo de comida.

Los rescatistas del refugio Brevard Humane Society se horrorizaron al ver la situación de Daisy, conscientes de que no solo había pasado hambre durante meses, sino que también tuvo que soportar el rechazo injustificado de sus humanos día a día.

“¿Qué le pasa a estas personas? Las historias de injusticias nunca terminan. Los animales merecen amor y respeto. Las personas que les hacen cosas malas merecen padecer el más grande suplicio”, dijo un molesto internauta.

La desnutrición que presentaba Daisy era tan grave que solo tenía la mitad de su peso normal, únicamente pesaba 13 kilogramos. Estaba más que agotada, apenas podía mantenerse de pie y levantar su cabeza.

Pese a todo por lo que había pasado, esta perrita no perdió las esperanzas de vivir y confiaba en que sí existían buenas personas capaces de abrir su corazón para ayudarla.

Por lo que recibió a sus rescatistas con la más afectuosa bienvenida: moviendo su colita en todo momento, demostrando el poco entusiasmo que le quedaba, transmitiendo el amor que a ella le fue negado.

Rompe el corazón ver los estragos de la negligencia que sufrió

Sin duda, lo único que quiere esta perrita es recibir un poco de calor humano, tan solo un poco de afecto y mimos que sanen su lastimada alma.

Actualmente, Daisy sigue recuperándose lentamente, mientras que el refugio espera encontrar una familia muy especial para ella, con la que pueda dejar su triste pasado atrás y comenzar de nuevo.

Por su parte, las autoridades todavía están buscando a la persona responsable de hacerle tanto daño a Daisy, pero no tienen pistas para continuar. Por ello, piden a cualquier persona que tenga información sobre este caso que se comunique directamente con las autoridades de Cocoa.

“Por favor, arresten a los antiguos propietarios de Daisy. Los labradores negros son hermosos. Estoy feliz de que esta hermosa perrita por fin esté a salvo, lejos de la que fue su familia”, comentó otro internauta.

¡Encontremos al responsable!

Para apoyar a Daisy, así como a todos los animales tratados injustamente, debemos alzar la voz para que casos como este no se repitan y los responsables paguen por lo que han hecho.

Comparte esta dramática historia con todos tus amigos. Demos voz a los miles de animales necesitados.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!