Perrito de 18 años está desesperado por encontrar un hogar donde pasar sus años dorados

La vida para un perrito mayor puede estar llena de dificultades sino cuentan con el apoyo de personas bondadosas dispuestas a servirles, pero sobre todo amarlos en sus años dorados.

Lamentablemente, la energía de nuestros peludos se va apagando a medida que pasa el tiempo, los problemas de salud aparecen, al igual que los problemas cognitivos y otras enfermedades.

Perrito de 18 años lleva meses esperando ser parte de una familia.

perrito

Los días de juegos en el parque se transforman en tardes tranquilas, acurrucados en una suave manta y recibiendo toda la atención que se merecen.

Sin embargo, la realidad para muchos peluditos mayores es completamente diferente. Hay quienes pasan sus años dorados en un refugio esperando ser parte de una familia.

Esta es la historia de Kane, un perrito de 18 años de edad que solo desea amar y ser amada. Pasa sus días en Kiss My Paws Rescue de Las Vegas, los voluntarios están haciendo todo lo posible por encontrarle el hogar perfecto, también buscan crear conciencia y que las personas se motiven a adoptar perros mayores.

Carole Sandy, la madre de acogida de Kane comentó al respecto:

“Él choca, derriba cosas. Tengo puertas de vidrio y él tiene problemas para distinguir si las puertas están abiertas o cerradas, por lo que golpea mucho las puertas”.

Este adorable perrito es una mezcla de pitbull, su edad avanzada le ha dejado algunas enfermedades, es sordo, tiene artritis, mala dentadura, no puede ver de un ojito y se esta quedando ciego del otro.

“Es un perro maravilloso. Solo necesita un cama esponjosa de verdad para pasar el resto de sus meses, dudo que años. Es muy viejo. Ciertamente, el resto de sus meses. Te lo devolverá con todo el amor que pueda”, dijo Sandy.

Desafortunadamente, el caso de Kane no es ajeno, son muchos los perritos mayores que pasan sus días esperando ser adoptados.

Para nadie es un secreto que un perrito joven y sano es mucho para atractivo para los posibles adoptantes, ellos pueden pasar solo días en el refugio hasta encontrar sus personas ideales, mientras que los peluditos mayores y enfermos pueden pasar meses para ser adoptados.

Sandy comenta que esto se ha incrementado recientemente debido a la economía, muchas personas no pueden pagar el alquiler y se ven obligadas a mudarse a apartamentos más pequeños donde no le aceptan perritos.

Esta es una realidad para muchas familias estadounidense que en medio de su desesperación terminan entregando a sus peludos mayores a centros de rescate.

Melanie Shayne, fundadora de Kiss Paws Rescue dijo:

“La cantidad de adopciones no es igual a la cantidad de entregas que estamos recibiendo”.

Cuidar un perrito mayor y enfermo implica muchas visitas al veterinario, pagar facturas y medicamentos, además de la comida y la atención básica que requiere todo peludito.

Los voluntarios están haciendo todo lo posible por mejorar la calidad de vida Kane, pese a que no tiene mucho a favor, no pierden la esperanza de encontrarle un hogar amoroso.

“Es un compañero maravilloso. Es muy amigable y dócil. Camina maravillosamente en un apartamento. No pide mucho. Estará muy feliz de pasar el tiempo acurrucado a tus pies”.

Kane al igual que otros perritos lo que más necesitan en pasar sus años dorados junto a alguien que los ame incondicionalmente. Por ello, Kiss My Paws Rescue ofrece cubrir todas las necesidades de Kane hasta que esté listo para cruzar el arcoíris.

Nuestro mayor deseo es Kane y todos los peluditos mayores puedan conocer el calor de hogar y sentirse realmente amados antes de partir de este mundo.

Que nuestras acciones sean el mejor reflejo de lo que habita en nuestra corazón. Adopta y déjate conquistar por la magia canina.