Perrito de 3 patas llora sobre la tumba de sus amigos del santuario cada vez que fallece uno

Para aquellos que piensan que los animales son seres sin sentimientos, no vale la pena solo decirles que están equivocados pero puede que el perrito de esta historia sea capaz de demostrarles que sus argumentos no guardan ningún tipo de razón. Su nombre es Tricycle y ha conmovido a todas las personas del santuario en el que vive, por el modo en que suele despedir a sus compañeros de aventuras.

Este perrito llora cada vez que la muerte llega a llevarse a sus amigos.perrito

Tricycle es un Golden Retriever con un corazón de oro, pues cada criatura que conoce en su camino se gana un lugar en su alma. Por tal motivo cuando es hora de despedirse de ellas llora como si de una persona se tratara.

Aunque pueda sonar asombroso, la realidad es que este perrito comprende muy bien lo que significa la muerte y por eso no puede ocultar sus sentimientos.

Tricycle es un can bastante particular.

El peludo cuenta con solo tres patitas y de allí nombre, pero eso no le ha impedido amar sin medidas a sus amigos del Horse Creek Stable Rescue Sanctuary, un santuario ubicado en Mineral Bluff, Georgia (EE.UU.).

Su dueño y administrador, el oficial retirado Lester Aradi, relata que junto a su esposa descubrió cómo Tricycle llora cada vez que algunos de sus amigos parten de este mundo.

La primera vez que lo vieron haciendo esto fue hace cuatro años.

Una perrita llamado Major y a la que el can quería mucho falleció por los severos problemas de columna con los que llegó al santuario, producto de los maltratos que había recibido de sus antiguos dueños.

Esa pérdida le dolió mucho al perrito, tanto que al día siguiente apareció llorando sobre la tumba improvisada que habían hecho para Major.

Este es un animalito leal hasta después de la muerte.

La escena impactó a Lester y a su mujer que decidieron fotografiar al perrito y compartir la historia en el Facebook del santuario.

«Lo vimos acostado en la tumba de Major. Nos conmovió tanto que publicamos fotos en Facebook”, comparte.

Pero ese incidente no sería el único y partir de ese momento se instauro un régimen de dolor cada vez que alguna criatura parte de este mundo. La más reciente despedida en el santuario fue de una alpaca de 21 años llamada Trixie.

“Normalmente pasa el día tumbado en la tumba hasta que llega por la noche”, dijo Lester.

En el santuario se entierran todos los animales que pierden su vida en el lugar, ya sea por enfermedad o por vejez.

“Todos los animales que han pasado por el Puente del  Arcoíris han sido enterrados en nuestra granja para que sus espíritus puedan quedarse donde pasaron los últimos años de sus vidas. Para los animales más pequeños, como nuestros gatos y perros, marcamos su tumba con un círculo de piedras”, dijo el dueño.

En cuanto a los animales más grandes, Lester señalo que los entierran y plantan árboles frutales en sus tumbas como un homenaje a sus vidas. Pero no hay mejor homenaje que la dolencia sincera que demuestra el perrito por la pérdida de sus amigos. 

Aunque a muchas personas les parezca difícil de comprender, Tricycle los lamenta a todos.

Así como los humanos, los animales también sienten la perdida y esto es algo que explica Lester cada vez que alguien le pregunta sobre la actitud del perrito.

“Como muchos de nosotros, existe una sensación de pérdida que todos debemos superar. Los animales también experimentan esa sensación”, dijo el propietario del santuario, Lester Aradi. 

Este perrito es una estrella, comparte no solo con caballos, alpalcas, gatos y otros animales, sino que inspira a sus dueños a hacer las cosas mejores cada día.

De hecho, Tricycle es el protagonista de un libro escrito por Lester y Diane llamado: “Tricycle and Friends: The True Life Adventures of a Three-Legged Golden Retireiver and His Rescued Farm Animal Friends”.

Una historia inspirada en leal peludito.

Con la venta de este libro se recaudan fondos para el santuario y de este modo no solo el perrito continúe con su vida cómoda y feliz en el lugar, sino tantos animalitos maltratados que puedan necesitar de un lugar como este para vivir.

Si te interesa colaborar con esta causa, a través del libro solo debes hacer click aquí.

Tras tanto tiempo en un refugio sin hallar una familia que lo quisiera, el perrito llegó al lugar indicado y parece que recordar a cada uno de sus amiguitos fallecidos es parte de su misión en este mundo. Pero, además de eso, Tricycle se destaca como un perrito de servicio y junto a otros de sus compañeros del santuario visitan a ancianatos, escuelas y hospitales.

Este Golden es un verdadero ángel y su historia de amor conmueve a cualquiera. Que tengas una larga vida, perrito.