Cuando encontraron a este perrito yacía en la calle desnutrido y al borde la muerte

Para los verdaderos amantes de los animalitos hay historias que tocan las fibras más sensibles de nuestro ser, dejando evidencia que al parecer cada día nos enfrentamos ante una sociedad cada vez más deshumanizada.

La historia de Sly es una de esas con un pasado tormentoso lleno de cicatrices, un perrito que se ha convertido en todo un guerrero para demostrar que todo es posible si cuentas con la ayuda indicada y te rodeas de personas que te amen incondicionalmente.

El perrito fue rescatado en Deshong Park, en Chester-Estados Unidos.

Este valiente perro fue encontrado al borde de la muerte en un parque, estaba tan débil y desnutrido que debía superar lo que algunos creían imposible.

Sly fue hallado por el oficial Ron, quien recibió una llamada donde le indicaron que había un perro abandonado en el parque con un lamentable estado de salud.

Le pusieron Sly por el luchador de Filadelfia Rocky, interpretado en la película por Sylvester Stallone.

Cuando el oficial llegó sus pensamientos estaban lejos de superar la cruda realidad del perrito. La situación de Sly superaba por mucho cualquier cosa que había imaginado.

El indefenso perrito era un bulto de piel y huesos, apenas podía levantar la cabeza que parecía enorme ante el diminuto cuerpo que se ve desvanecerse ante la ausencia de comida.

Cuando Sly fue rescatado solo pesaba 22 kilos.

El oficial Ron rápidamente llamó a Providence Animal Center quienes lo trasladaron a un centro clínico veterinario. Los veterinarios tenían mucho por hacer y Sly una vida por la cual luchar.

El oficial Ron no abandonó al perrito durante incluso después de la llegada del equipo de rescate canino.

La historia de Sly se dio a conocer a través de la cuenta de Facebook de Providence Animal Center. En ella se puede leer:

Cerca de un árbol había un perro grande de piel y huesos, que ni siquiera podía levantar la cabeza, un perro que había sido dejado para morir. Cuando el oficial Ron llegó a nuestro centro con esta dulce alma, él exclamó solo una cosa a los médicos Croce y Boudwin: ‘Quiero que le salven la vida’.

Y ahora mismo, estamos haciendo todo lo que está en nuestro alcance para salvarlo… Necesitamos todo su apoyo, oraciones, pensamientos positivos y buenos deseos para mantener a este perrito a salvo. Prometemos mantenerte informado”.

Los veterinarios rápidamente se pusieron a trabajar, notaron que su estómago estaba inflamado así que le hicieron una radiografía.

Esta reveló que había un juguete de cuerda bloqueando su intestino y necesitaba una cirugía de emergencia para extraerlo. Sly fue trasladado a otra clínica de emergencia donde fue intervenido y superó la cirugía satisfactoriamente.

Al día siguiente el perrito sorprendió a todos con su valentía, se podía parar solo e incluso movía su colita.

Sly regresó a Providence Animal Center donde continuó con su tratamiento. Actualmente está en cuidado de crianza con uno de los veterinarios que le salvó la vida, el Dr. Croce.

El veterinario y toda su familia están apoyando a Sly en este nuevo y largo proceso de recuperación.

El perrito aún está muy débil por lo que sujetan su cuerpo con una toalla para ayudarlo a caminar.

Solo es cuestión de tiempo para que gane más fuerza y sea ese perrito alegre y valiente que merece. Infinitas gracias a todos los que hicieron posible que Sly tuviera una nueva oportunidad.

El mundo necesita historias como estas que te devuelven la fe en la humanidad y te recuerdan que los buenos somos más. Comparte este rescate que nos demuestra que el amor y la compasión todo lo hacen posible.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!