Estaba tan aterrorizado que apenas se movía, hasta que se dio cuenta que ya nada malo le pasaría

Desafortunadamente, hay personas que deciden abandonar a las que fueron sus mascotas y dejarlas en la intemperie sin ningún tipo de protección y cuidado, pero la mayoría de las personas hacen lo opuesto y se dedican a salvar a aquellas criaturas desamparadas.

Hope for Paws es una de las organizaciones que se encargan de devolverle el amor y el techo a aquellas mascotas a la que le arrebataron sin previo aviso su hogar. La historia de Hugo es muy similar a la de varios canes que deben pasar sus vidas en las calles sin el cuidado de nadie.

Hugo fue abandonado en las cercanías de una fábrica donde vivían varios perros callejeros, allí tuvo que convivir con todos los demás perros, pero también sobrevivir porque el can solía pelear entre ellos por comida, territorio, techo o abrigo.

Un día Hugo tuvo que enfrentarse en una pelea con otros perros y para su fortuna terminó muy lastimado, esto llamó la atención de unos de los trabajadores de la fábrica y llamó a Hope for Paws para que atendieran al pequeño.

La organización respondió al llamado de auxilio y fue a la fábrica, cuando los rescatistas llegaron encontraron a Hugo junto a una valla descansando sobre una manta, pero el pequeño se asustó y cojeando se dispuso a  ir detrás de la cerca para que los rescatistas no se acercaran.

El miedo de Hugo era tanto que no respondió a la comida que los rescatistas le ofrecieron, como lo es usual en los perros. Hugo, al contrario, fue más lejos de los rescatistas, casi que huyendo y se escondió en la excavadora de la fábrica.

Finalmente Hugo fue cediendo, y los rescatistas esperaron pacientemente a que sea él el que se acercara a ellos. A pesar que ya estaba comiendo y recibiendo cariños de sus rescatadores, el perrito se notaba muy asustado.

Ya después de tener a Hugo, fueron de emergencia a un veterinario para que observara las lesiones que le dejaron la pelea y la vida de calle, en general. El veterinario determinó que las lesiones eran más serias de lo que se pensaba, las heridas de Hugo eran bastante profundas y todas estaban infectadas. Por esa razón, Hugo tuvo que someterse a una cirugía y varios drenajes para eliminar la infección.

Después de la cirugía y varios días de recuperación y tratamiento, Hugo fue mostrando su verdadera personalidad, que antes era opacada por el dolor que le generaban las heridas.

Ahora Hugo está en un hogar de crianza y totalmente curado esperando que pronto lo adopten y sea parte de una familia propia. El cambio de este cachorro es evidente y estamos felices por eso.

Hope for Paws

Puedes ver el vídeo del momento en que los rescatistas de Hope for Paws se encontraron con Hugo, a continuación:

¡Comparte esta nota con tus amigos!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!