Perrito adoptado se roba todas las miradas viajando seguro en el convertible de papá

Recientemente, Andrew D´Amato adoptó un adorable perrito del centro de rescate local, en poco tiempo la pareja había creado un vínculo inseparable convirtiéndose en los mejores amigos.

Desde el momento en que el pequeño perrito llegó a su nuevo hogar no le pierde rastro a su persona favorita, especialmente si su padre saldrá en el coche descapotable.

Se trata de un tierno Basset Hound al que D´Amato llamó Copper.

Al parecer Copper rápidamente descubrió qué es lo que más le gusta hacer con D´Amato, y no es otra cosa que recorrer las calles de la ciudad en el descapotable, donde él es un tierno copiloto que se roba todas las miradas. D´Amato comenta al respecto:

“La primera vez que Copper estaba en mi convertible, tenía mucha curiosidad, oliendo todo, desde el cinturón de seguridad hasta el viento. Los perros Basset tienen narices extremadamente sensibles, por lo que estaba abrumado y encantado por todos los olores en el aire. Incluso en su primer viaje, estaba ansioso por asomar la cabeza por la ventana y sentir el viento”.

En el primer viaje D´Amato abrochó al perrito con una correa especial para mantenerlo seguro. Pero después de unos minutos de recorrido se dio cuenta que sería una buena idea conseguirle unas gafas.

Así que  decidió buscarle unas tan originales y especiales que lucieran con el tierno peludito. Dijo D´Amato:

“La marca del par que encontré se llama ´Doggles´ y, casualmente, la opción de color que quería se llamaba Copper”.

En ocasiones, algunos perritos suelen actuar de manera un poco extraña cuando se les pone algún objeto o disfraz al que no están acostumbrados.

Si bien D´Amato le preocupaba cómo fuera a actuar el perrito ante el nuevo regalo, una vez que le puso las gafas Cooper apenas se dio cuenta que tenía algo en su rostro.

“Y como todas las cosas nuevas en la vida de Copper, su primera estrategia para entender algo es tratar de comerlo… Me preocupaba que los odiara o intentara quitárselos, pero era casi como si no los notara. ¡Ahora se emociona mucho cuando los saco, porque sabe que eso significa que vamos a dar un paseo”.

A Copper le encanta tener la atención, ahora lo hace con elegancia y seguridad. No solo sus ojos están seguros sino que todos lo que lo ven  sonríen y le toman fotos cuando lo ven pasar.

Una pequeña celebridad peluda que con estilo único causa alegría y conquista el corazón de todos.

Este peludito solo sabe ser feliz.

Copper adora sus gafas nuevas, pero lo que más ama siempre será pasar tiempo junto a su padre. Deseamos sigan emprendiendo nuevas aventuras y robando miradas. ¡Comparte!