Perrito sordo disfruta comer todo tipo de alimentos exactamente igual que lo hace su padre

Bluenjy es un adorable perrito que nació sordo, una discapacidad que no ha ilimitado en absoluto que sea un perrito alegre y divertido. Sus padres destacan que su condición hizo que desarrollara otras habilidades que a simple vista pueden parecer algo atípico de los peluditos, pero que sin duda, es algo realmente adorable de ver.

Sunny Oshan, la madre de Bluenjy, al respecto comenta:

“No creo que él sepa que es sordo desde que nació de esta manera, así que no le ha afectado mucho. Creo que contribuyó a que usará más sus patas y otro sentido porque es sordo”.

Bluenjy ha desarrollado una conducta a la hora de comer que se aleja por completo a la forma tradicional que lo hace cualquier perrito.

Las frutas forman parte del menú diario de este hermoso perrito.

Desde que era un cachorro ha usado sus patas para intentar agarrar las cosas, incluso sostener y comer bocadillos como si fuera una persona.

Una habilidad única de este perrito que lo hace ver aún más adorable.

“Empezó a quitarme las cosas de las manos cuando lo abrazaba, esto lo hace desde que era solo un cachorro”.

Este hermoso perrito es tratado como un miembro más de la familia, sus padres lo consienten todos los días y realizan distintas actividades donde fortalecen el gran vínculo que tienen.

Si bien pasear y dormir junto a sus padres es una de las actividades que más hacen, hay una en especial que Bluenjy disfruta hacer y no cambiaría por nada: acurrucarse en el regazo de su padre y comer junto a él.

Bluenjy y su padre comen cualquier tipo de bocadillos juntos.

Esto parece algo idílico, pero es tan real que la pareja decidió grabar la hora del refrigerio y compartirlo en las redes.

Cientos de miles de personas pueden deleitarse con algo tan perfecto y hermoso, que para algunos resulta difícil de creer.

Dulces o salados, los disfruta más si lo comen en brazos de su padre.

La pareja comenzó a publicar videos sobre las distintas horas de la comida, ahora los internautas del mundo no paran de reaccionar cuando ven a Bluenjy comiendo sus bocadillos.

Oshan comentó:

“Queríamos hacer a la gente más feliz y levantarles el ánimo durante estos tiempos intensos e inciertos”.

Bluenjy tiene su propia cuenta de Instagram, junto a sus padres disfruta compartir su felicidad con todos sus seguidores.

Ver perritos felices y sanos siempre será un motivo para sonreír y agradecer a todos esos dueños de mascotas que aman y respetan a sus compañeros peludos.

Este hermoso perrito es feliz compartiendo su refrigerio con su persona favorita. Comparte esta historia en tus redes y hagamos posible que el resto del mundo disfrute de algo realmente único.