Perrito callejero en fase terminal tenía los días contados hasta que alguien lo quiso de verdad

Todos sabemos que existen una enorme cantidad de animales que se encuentran completamente desamparados en la calle, y aunque hay muchas personas que intentan ayudar con todo lo que pueden ante esta situación, esta situación sigue existiendo.

Pero por suerte, aún es posible salvar a muchos. Este es justamente el caso de un perrito que se encontraba en la fase terminal de su vida, y aún así tuvo la suerte de tener un buen final.

En una publicación de Facebook informaron que este perrito estaba en busca de un hogar para pasar sus últimos días de vida junto a una familia

Un buen día, la joven madre Courtney Thomsen revisaba sus redes sociales como de costumbre, nada fuera de lo usual: fotos, eventos, noticias… pero entre todas las publicaciones mundanas había una que la hizo detenerse y que cambiaría su vida de formas que no esperaba.

Una conocida de ella había compartido una publicación de la organización Humane Society of Southwest Texas, y ésta hablaba de un pequeño perro blanco al que no le quedaba mucho tiempo, se esperaba que en unos meses falleciera, y buscaban una familia que lo amara en el tiempo que le quedaba.

Pronto alguien vendría a darle los mejores últimos días de su vida

Después de ver la publicación y la lluvia de mensajes que deseaban dar un hogar al pobre animalito pero que eran incapaces de hacerlo, ella sabía que debía ayudarlo, pues se negaba a dejarlo morir solo en un albergue sin que haya tenido un hogar.

Siguiendo su impulso, consiguió el número de la organización y los llamó inmediatamente.  No se atrevía a esperar más tiempo, porque entre todas estas emociones también apareció la ansiedad.

Aunque dudó en un principio estar preparada para atender a este maravilloso perro, el tiempo le ha demostrado que fue lo mejor que pudo hacer

Ella no sabía casi nada de este pequeño perrito, sobre sus enfermedades y los medicamentos que requeriría mientras siguiera en este mundo, por lo que el papeleo se acumuló rápidamente y aún no estaba segura si el perro se encariñaría con ella.

Sin embargo, a pesar de todo esto, cuando uno de los trabajadores trajo a la pequeña mascota, ella sabía que era lo correcto y que quería darle un lugar donde pudiera vivir en paz.

Definitivamente, el perrito estaba disfrutando de su nuevo hogar

El refugio les informó que lo habían abandonado sucio, delgado y sin un nombre, por lo que el hijo de 5 años de Courtney decidió llamarlo Taco, y por la reacción de la mascota, era un nombre que le gustaba.

Resulta que no solo la familia estaba nerviosa, el pequeño Taco también estaba ansioso porque tal vez pensaba que era un hogar temporal y que una vez más lo iban a abandonar, pero Courtney no iba a permitir esto e hizo todo lo posible para ganarse el corazón del nuevo integrante de la familia.

Gracias a los cuidados y el cariño de su nueva familia, Taco se ha recuperado

Ella comenta que pasó todo el tiempo posible con él, lo abrazaba, mimaba y acariciaba en cada momento que pudiera, de forma tal que Taco pudiera sentir el amor de su dueña. De esta manera, a los pocos días ya se estaba sintiendo a gusto y en confianza.

En su nuevo hogar, Taco tiene dos hermanitos y ha empezado a emular ciertos comportamientos de ellos, tales como dónde ir al baño o a sentarse para recibir galletas. Además, adora jugar con su nueva familia, casi como si estuviera tratando de recuperar el tiempo perdido y todo aquello que nunca se le dio.

En la actualidad ella tiene todo el cariño que siempre necesitó

Courtney Thomsen

Nadie sabe cuánto tiempo le queda a Taco dado que su enfermedad está algo avanzada, pero mientras el momento llega, está viviendo una vida plena jugando, corriendo y al fin durmiendo tranquilo en un hogar que lo ama como a ninguno.

La historia de Taco nos llena el alma de felicidad, compártela con tus amigos para que todos sepan que nunca es muy tarde para tener un hogar.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!