Perrito cansado de que le digan que se siente enseña a su pequeña humana quién pone las reglas

Casi todos los perros saben sentarse a la orden. Es un truco simple que a muchos padres de perros les encanta enseñar a sus amigos peludos. Sin embargo, Khloe the Labradoodle está harto de que le digan qué hacer.

¡Sus padres no solo le han enseñado a sentarse, sino que ahora su hermana humana, Joslyn, también está tratando de dominarla! En un adorable video de Khloe y Joslyn, Khloe decide enseñarle algunos trucos a su hermana pequeña.

Khloe ha demostrado ser una perrita dulce e inteligente

Al comienzo del video, Joslyn le dice a Khloe que se siente y hace movimientos con las manos. Sin embargo, la cachorra inteligente ya se sentó sola.

Khloe mueve la cola, pero está claro que está harta de que su pequeña humana decida también decirle qué hacer. Después de todo, ¡es obvio que ya sabe cómo sentarse!

Joslyn mira a su madre y luego a Khloe. Está a punto de decirle a Khloe que se siente una vez más, pero Khloe no quiere escucharla.

El perro grande levanta su pata y la coloca en la cabeza de la pequeña Joslyn.

Khloe demuestra en este video que ella también puede enseñar a un humano un par de cosas

Khloe empuja suavemente a la niña al suelo, haciéndola sentarse. El perro inteligente ha aprendido muchos trucos de los humanos antes, así que ahora es su turno de enseñarle algunas cosas a Joslyn. Todos los buenos perros saben que «sentarse» es el mejor comando para comenzar.

Joslyn parece muy sorprendida por este comando repentino. Por supuesto, ella escucha y se queda quieta por unos momentos. Ella se vuelve hacia su madre con una mirada de sorpresa.

Khloe está dispuesta a enseñar a esta chiquilla quién manda

Luego, la niña se vuelve a poner de pie y camina hacia su madre. Está claro que Khloe es el jefe y Joslyn ahora es consciente de eso. Afortunadamente, la niña no está triste ni asustada. Está sorprendida de lo inteligente que es su amiga peluda.

Miles de personas han visto este video. Khloe, el perro mandón, demostró que las acciones realmente hablan más que las palabras. Tal vez su hermana pequeña lo pensará dos veces antes de decirle qué hacer en el futuro.

Con un solo movimiento de su patita, esta perrita de carácter logró hacer que su amiga humana se sentara como una chica obediente

Comparte esta divertida y tierna escena en tus redes sociales para que todos disfruten de la ternura que puede haber en la relación entre un perro y un bebé.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!