Perro tirado a su suerte duerme en la gélida nieve durante días hasta que un turista interviene

Un perro abandonado que duerme frente a un hotel de montaña en el norte de Rumania está vivo y fuera de peligro gracias a los esfuerzos de un turista que lo conoció y nunca más pudo desentenderse de su situación sin al menos hacer todo lo posible por ayudarle.

«Indy» estaba acostada en la nieve para tomar un poco de sol cuando un turista la notó.

Indy dormía en la nieve que cubría la entrada del hotel donde se alojaba su salvador

Ella había sido ignorada hasta ese momento cuando el rescate de Howl of a Dog reveló que el dueño del hotel «la perseguía», ya que temía que la perrita ahuyentara a los turistas. El encargado del hotel también había ordenado a sus empleados que no le dieran comida.

Sin embargo, el turista se compadeció del perro apenas supo su historia. Él le trajo comida y la alimentó todos los días durante el tiempo que se estuvo alojando en el lugar.

Incluso le compró una caja y una manta especial para ayudarla a mantenerse caliente en las noches frías.

Todas las noches, Indy se había acurrucado en el suelo frío a medida que las temperaturas descendían por debajo de -4 grados.

Sabiendo que las posibilidades de supervivencia del perro parecían pocas, el turista estaba decidido a no abandonar el complejo hasta que encontrara una manera de salvar a Indy.

Indy consiguió en un turista considerado el boleto a su salvación, mira su rescate en este bello video

El hombre no podía adoptarla él mismo ya que ya tenía varias mascotas en casa. Entonces llamó a varios rescates hasta que uno dijo que sí.

Howl of A Dog aceptó felizmente y se sorprendieron y complacieron cuando el buen hombre se ofreció a llevar a Indy a más de 500 kilómetros de distancia.

A pesar de las prohibiciones del dueño del hotel, al turista no le importó alimentarla y cuidarla

A este hombre no le importó tomarse todo un día de sus vacaciones para conducir hasta el refugio, con el único propósito de que la mascota estuviera bien y en buenas manos.

Indy fue examinada por un veterinario en su refugio y, aunque es joven (5 años), sus dientes están desgastados. Quizás había vivido la vida atada a una cadena y desgastado sus dientes al morderla por aburrimiento o tratando de liberarse. Es difícil saberlo.

Indy es amigable, pero tímida, y no parece saber para qué sirven los juguetes. Pero Howl of a Dog dice que está aprendiendo rápidamente y saliendo de su caparazón. Ella ha sido esterilizada y goza de buena salud y ahora está buscando un hogar para siempre.

No dudamos de que luego de haberle robado el corazón a un turista que decidió ayudarla, Indy pueda quedarse con el amor de otras personas que quieran amarla por siempre tras conocer su historia.

Ahora Indy está en la espera de una familia indicada

Comparte este maravilloso rescate con tus amigos para inspirar a otros a no dudar ni un segundo en prestar una mano a un animalito necesitado.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!