Perrito se niega a separarse del ser que más ama con la esperanza de que reviva

Son estrechas y profundas las relaciones entre un ser humano y un perrito. Y de repente, llega lo inevitable, la muerte de alguno de los dos.

Si bien lo inmediato es pensar en el duelo de la persona y en la ayuda que necesitará para enfrentar la pérdida de su fiel compañero, es necesario saber que los perritos también sufren cuando mueren su humano.

Ellos sienten la pérdida de la persona que los ha cuidado durante tanto tiempo por lo que muchas veces toman una conducta que en medio del dolor, terminan por conmover y conquistar a quienes presencian su comportamiento.

Perrito fiel permaneció junto a su dueño fallecido.

perrito

Vale la pena recordar historias de perritos que corren detrás del carro fúnebre que lleva a su cuidador, los que hacen guardia en el cementerio, e incluso los que defienden a sus padres humanos después de muerto.

Esta es la historia de un fiel peludito que acompañó y defendió hasta el final, a su dueño fallecido. La víctima es un adulto mayor que lamentablemente falleció en horas de la mañana en la calle Matará, Cusco-Perú.

Con sus ladridos y corriendo de un lado a otro alejaba a los policías.

perrito

Ante el desafortunado episodio, los ciudadanos mostraron su asombro especialmente al ver que el perrito no permitía que las autoridades policiales se acercaran al cuerpo de su dueño.

El perrito de raza pequeña, alejaba con intensos ladridos a los policías mientras corría de un lado a otro para evitar que alguna autoridad se acercara a la persona fallecida.

No fue sino hasta que una vecina se acercó que ganó la confianza del perrito.

Algunos transeúntes comentaron que la persona se encontraba en condición de calle y se había asentado en el lugar hace cuatro días, se le podía ver vendiendo algunas golosinas y siempre acompañado de su mascota.

También aseguraron que el perrito no permitía que personas extrañas se le acercaran. Al respecto un ciudadano de la comunidad comentó:

“Le decíamos perrito Wachimán; no dejaba que la gente se acerque”.

La escena fue acordonada por la policía pero la conducta protectora del perrito hacía su dueño, prolongó que las autoridades pudieran realizar su trabajo con normalidad.

Realizaron varios intentos para retirar al animalito, le ofrecieron agua, comida y lo llamaban tiernamente para ganar su confianza, pero no fue sino hasta que apareció una vecina llamada Nancy que el perrito bajó la guardia y cedió ante el llamado de la mujer.

La emotiva escena ocurrió en el centro histórico de la ciudad de Cusco.

Ella se acercó lentamente hacia el can y con dulces palabras lo fue llamando hasta que finalmente el perrito cayó rendido en sus brazos.

La mujer preguntó a las autoridades que si podía quedarse con el perrito, ante la humilde petición los oficiales no se negaron, así que finalmente el perrito podrá disfrutar de un hogar después de sufrir la pérdida de una las personas que más lo ha amado.

La señora Nancy se convirtió en la nueva madre adoptiva del perrito.

La señora Nancy destacó que llamará al perrito Climper, lo cuidará y le dará todo el amor que necesita. Al respecto dijo:

“Hay que darle cariño, amor, hacerle pasar buenos momentos. Me he conmovido con el caso. Seré responsable con su cuidado”.

La mujer también hizo un llamado a las autoridades de Cusco para que le brinden el apoyo correspondiente a las personas que viven en la calle, ya que ellos están expuestos al intenso frío y no se alimentan bien. Destacó que este caso es producto de la indiferencia de las autoridades.

Climper comenzará una nueva vida lejos de los peligros de la calle.

El caso se compartió en las redes y no pasó mucho tiempo para que conmoviera miles de internautas. Lamentamos la pérdida del señor, estamos seguros que ahora el perrito tiene un ángel que lo cuida desde el cielo.

La principal riqueza es lo que habita en nuestro corazón, nada mejor que realizar actos de amor y ser instrumentos de luz en la vida de los más vulnerables. ¡Adopta!