Perrito con espina bífida se quedó triste esperando a quienes lo adoptaron

Las personas que se acercan a un refugio animal con la intención de adoptar deberían ser conscientes que las criaturas que están allí son seres que sienten y cualquier rechazo puede afectar realmente su salud emocional.

Precisamente eso fue lo que experimento un canino del refugio de Peaches Bully Rescue, en Ohio, cuando la familia que lo adoptó no fue nunca a buscarlo.

Esta cruel experiencia dejó al pequeño Jack con su ánimo por el suelo.

Después de que una familia decidiera iniciar el proceso de adopción y la organización evaluara que efectivamente cumplieran con todos los requisitos, el perrito estaba muy emocionado por creer que por fin dejaría el refugio, pero esto no sucedió.

Al perrito lo dejaron esperando sin razón.

perrito

De manera inesperada las personas que lo adoptaron no llegaron el día de la entrega y tampoco llamaron para disculparse. Simplemente dejaron a la criatura con sus ilusiones rotas y al personal del refugio desconcertado.

Sin piedad alguna fallaron al compromiso que habían asumido de devolverle la felicidad a este perrito que necesitaba el calor de un hogar y que durante mucho tiempo había permanecido en el refugio.

Así lucía el peludo el día de la supuesta adopción.

El encantador Jack estaba estrenando un arnés el día de su supuesta entrega y un juguete nuevo que llevaría a su futura casa, pero esto solo le sirvió de consuelo para superar lo que había sucedido.

“Jack estaba muy triste cuando en el momento de recibir la bienvenida de su nueva familia, no aparecieron, ni llamaron.

Se había bañado, consiguió un arnés de lujo, tenía un pañal fresco y un equipo que condujo 40 minutos, para sólo terminar en una gran decepción”, informó el refugio en su cuenta en la red social Facebook. 

En Peaches Bully Rescue quedaron molestos por la situación y no pudieron contenerse de hacer el acontecimiento público, en un intento por defender el trabajo de todos los voluntarios y los sentimientos de Jack.

“Respeten que todos somos voluntarios y solo estamos tratando de darle a este chico su mejor oportunidad. No aparecer o llamar es una mala forma», escribieron también en la publicación.

Pese a la gran molestia, lo que sí les quedó claro es que definitivamente esa no era la familia apropiada para el dulce Jack y, aunque el cachorro quedó devastado, tienen el consuelo de no haberlo enviado al lugar equivocado.

Ese es el único consuelo después de haberse enfrentado a una situación tan triste y tan incómoda. Lamentablemente la alegría de conseguir un hogar para el noble perrito se empañó por la irresponsabilidad y falta de empatía de esa familia.

Debemos pensar que se salvó de unos dueños negligentes.

Después de que el caso se hiciera viral, el refugio recibió más de 600 mensajes preguntando por Jack y unas 200 solicitudes de adopción.

Jack es padece de espina bífida e incontinencia, así que no cualquiera podía adoptarlo y menos después de la desilusión que se llevó. Pero el perrito que otros descartaron despertó el interés de muchos amantes de los animales que sí saben quererlos de manera incondicional, tal como ellos se merecen.

Apareció la persona indicada para llevarse a este perrito a casa

Las solicitudes llegaron de Alaska, Puerto Rico, Perú y otras partes del mundo; por lo cual el trabajo de selección no fue nada sencillo. No obstante, el refugio logró dar con la familia indicada y ahora este amiguito lleva un par de meses disfrutando del amor de su mamá y hermana humana.

Tras algunas desilusiones Jack ya vive feliz. Pero la gente debe aprender a no jugar con los sentimientos de los animales, ellos no merecen ser tratados de una manera tan injusta.