Después de 6 días desaparecido logra encontrarse con su dueño protagonizando una emotiva escena

Sabemos que para todos los que tienen un perro no hay nada más difícil que perder o pasar unos días sin su amado compañero peludo.

Aquellos que realmente aman a los perritos los tratan como a un miembro más de familia, ofreciéndole no solo atención sino verdadero amor, teniendo a cambio compañía fiel e incondicional.

Los perritos con su particular forma de ser se ganan nuestro corazón, lo que hace que separarnos de ellos sea casi imposible, intentamos llevar a nuestra mascota a todas partes, incluso a hacer la compra.

Esta es una actividad que nuestro protagonista, un perrito llamado Xian-Mao, realiza con su dueño cada semana.

El perrito duró seis días perdido.

El perrito sabe que está en buenas manos, y su padre confía en la conducta de su mascota por lo que Xian-Mao permanece al lado de su dueño sin correa.

Sin embargo, en una de sus visitas al mercado alguien encendió fuegos artificiales cerca del perrito provocando que se asustara y saliera corriendo a gran velocidad. 

El asustado perrito buscó la forma de protegerse corriendo hacia el lado contrario del estruendo.

El perro logró sobrevivir gracias a los desperdicios de basura y comida que algunas personas le daban.

Su dueño quedó desconsolado y por horas buscó a su amado perrito por todas partes, Xian-Mao conoce bien la dirección de su casa, pero en medio del alboroto terminó en un lugar desconocido y no encontró el camino de regreso.

Después de una semana, el perrito logró llegar a la casa de una amiga de su padre humano, reconoció el lugar y sintió que finalmente estaba en su entorno.

Xian-Mao al reconocer a su padre salió corriendo y saltó de la emoción.

La amiga estaba al tanto de la situación del perrito, así que al verlo rápidamente llamó al padre de Xian-Mao para que viniera por él.

Finalmente el perrito logró reunirse con su padre después de haber estado varios días separados, su emotiva reacción es una hermosa prueba del amor que estos dos seres se tienen.

Afortunadamente, Xian-Mao no sufrió ninguna lesión.

Qué bueno que esta historia logró tener un final feliz, por favor recuerda siempre pasear a tu perrito con correa.

Nunca sabemos cómo pueden reaccionar ante situaciones desconocidas y es mejor tenerlos al alcance de nuestras manos.

Comparte la nota en tus redes con familiares y amigos para que todos disfruten del emotivo reencuentro.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!