Un perrito callejero esquelético nunca imaginó que conmovería a un alma bondadosa

Las mascotas son seres hermosos, pero que lamentablemente muchos se encuentran desamparados y deben enfrentarse a las dificultades de la vida por su propia cuenta. Sin embargo, siempre hay personas de gran corazón dispuestas a dar lo mejor de ellos, para que cada animal que se encuentre abandonado y en un estado deplorable, pueda recibir amor y llevar una buena vida.

Una de estas hermosas personas es Jessica Rojo Savard, procedente de Argentina, que se encontró en las redes sociales una publicación que trataba de un pobre perrito abandonado, bastante desnutrido, con sarna y con mucho miedo que se encontraba en una olvidada esquina en las calles del país sudamericano.

La persona que la encontró hizo una intensa campaña en las redes sociales para encontrar un buen samaritano que llevara a este dulce y necesitado cachorro a ser parte de su familia. Y por esa razón, Rojo Savard no dudó en darle la bienvenida a su hogar, donde viven ella, un gato y otro perrito, ambos animales también rescatados.

“Lloré mientras leía el mensaje e inmediatamente después contacté a su rescatador para adoptarlo, incluso en la imagen no podían decir si era un cachorro o un perro mayor, tenía el pelo corto o el pelo largo… eso no importaba. Sabía que en su estado, la adopción sería difícil”, comentó Rojo Savard.

El perrito no pudo ir inmediatamente con su nueva familia, debido a que su sarna podía ser contagiosa. A los días de ser tratado, Rojo Savard lo buscó finalmente y lo volvió a llevar al veterinario para asegurarse que era el momento indicado para que el cachorrito se uniera a la familia.

Su nombre surgió cuando fue al veterinario, aunque había ganado algo de peso, aún su estado de desnutrición era evidente. De hecho, el asistente del veterinario comentó que en vez de un perro, parecía un suricato, por esa razón, lo llamaron Timón, como el personaje de la película de Disney.

“Su primera semana en casa fue un proceso. Él tenía miedo de todos y todo. ¡No pude barrer durante una semana! Cada vez que alcanzaba la escoba se encogía y gemía. Pasó el primer día mirándonos, enrollado en su canasta y afligido cada vez que el gato se acercaba a él. Tuvimos que ganarnos su confianza”, comentó Rojo Savard sobre el proceso del perrito al adaptarse a su hogar.

Su adaptación fue bastante larga. Sus dos primeras mascotas gustosamente sacrificaron parte de su normalidad para que el pobre Timmy, como le dicen de cariño, no se sintiera intimidado o abusado en su espacio. Con el tiempo, todos se han vuelto grandes amigos, pero un integrante más vendría a la familia.

Jessica, sin saberlo, estaba embarazada para el momento en que Timmy llegó a casa, y él ha sido el hermano más ansioso y fiel que existe. Ahora es parte de los niñeros de Julia, la bebé de Jessica.

Timmy ya no tiene una vida solitaria, vacía y de calle, cuenta con un núcleo familiar que lo ama y lo protege, y que el pequeño sabe valorar y honrar regalando momentos de felicidad y alegría a su familia.

Jessica Rojo Savard

El cambio de Timmy es sorprendente, ¿no te parece? ¡Comparte esta noticia con tus amigos!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!