Perrito guía es rescatado por un surfista que se sacó la ropa para saltar al agua helada

Un instructor de surf se hizo viral, después de entrar al agua helada en calzoncillos para salvarle la vida a un perrito en problemas. El nombre del joven que hoy es aclamado como héroes es Luciano Meyer y hace unas semanas rescató pastor alemán del mar frente a Cabo Corrientes, en Mar del Plata, Argentina.

El perrito no hubiese salido con vida de no haber sido por la rápida acción del joven y acá te lo contamos.Perrito

Según declaró a un medio local, Meyer casi terminaba de trabajar cuando un pescador se le acercó para comentarle que había un peludo ahogándose por las cercanías del muelle. El pescador se notaba angustiado y al parecer sin saber muy bien qué hacer, pero Luciano reaccionó de inmediato.

El joven no lo pensó dos veces, se quitó la ropa, tomó la tabla y se lanzó al agua para intentar salvar al perrito.

Aunque el rescate no resultó para nada sencillo.

El perrito se resistió en el momento en que llegó a auxiliarlo, muy probablemente por la adrenalina del momento y no entender quién era ese desconocido.

“Salí corriendo, tomé la tabla y remé hacia él. Él tampoco quería subirse a la tabla. Ahí decido agarrarlo por el cuero y él trata de morderme, pero lo agarré por el cuello y lo puse en la tabla. Creo que el perro se dio cuenta de que la única salida de allí era mi tabla y yo”, explicó Meyer.

Cuando finalmente lo capturó, lo subió a la tabla y remando con rapidez y decisión logró llevar al perrito sano y salvo a la orilla. Pero en este rescate hay algo más que causó conmoción y fue el hecho de que el joven se haya lanzado sin su traje de neoprene que lo protegería de las bajas temperaturas.

En el momento en que sucedió el accidente no lo tenía a la mano y además no había tiempo que perder, así que lo primero que se le ocurrió fue quitarse la ropa y empezar a remar.

Sin esa acción el peludo no se hubiese salvado.

“Yo estaba vestido, no estoy tan loco para meterme en cuero con estos días. Pero en ese momento me saqué todo y no sentía frío. La temperatura del agua debe rondar los 13 grados», calculó Luciano.

Apenas el joven tocó la orilla con el perrito, el animal se dio a la fuga. El can estaba tan aturdido por la situación que no se dejó auxiliar, pero el esfuerzo de Luciano fue más allá. El joven no descansó hasta localizar al perrito por la zona, estaba preocupado por su estado.

El peludo fue encontrado a las 20:30 hr refugiado en un almacén. Resultó ser un perrito guía, así que los vecinos decidieron llamar a la familia que lo había dado por desaparecido.

Este joven no solo lo salvó de la inclemencia de esa agua helada, sino que lo ayudó a reencontrarse con su familia.

«Me agradecieron mucho, eso fue muy gratificante para mí. Se ve que era un perro muy especial para la familia y les hizo muy bien saber que estaba de vuelta con ellos», relató Meyer.

El vídeo del rescate se volvió viral y muchos bromearon por el hecho de que el chico se lanzara al agua en calzoncillos, pero eso lejos de avergonzarlo debe llenarlo de orgullo.

Luciano tiene que tener muy puro como para arriesgarse de esa manera, pero además su preocupación fue tan sincera que no descansó hasta saber que el perrito estaba a salvo y en su hogar.

No se supo cómo fue que el can fue a parar al mar, pero en definitiva este joven fue un ángel y estuvo allí para salvarle la vida. Te has ganado el cielo, Luciano, nuestros respetos.