Perrito hace de todo para impedir que su hermano asista a sus clases virtuales y juegue con él

Jake es un hermoso cachorro que fue rescatado por The Sato Project cuando vivía en las calles cerca de una fábrica en Puerto Rico. Ahora tiene la mejor familia y le encanta recibir toda la atención que nunca había tenido.

Lauren Westling, la madre de Jake, dice que no puede imaginar cómo este perro sobrevivió en las calles sin tener gente a quien amar.

“Es sin duda el perro más cariñoso que he conocido. También el más divertido y peculiar. No parece saber que es un perro, frecuentemente se sienta como un humano en el sofá», dijo Lauren.

Jake tiene dos hermanos humanos, Weston y Owen, y aunque ama a los dos, es con Owen con quien mantiene una relación más cercana.

A Jake le encanta seguir a Owen a donde quiera que vaya y generalmente quiere estar a su lado sin importar nada.

“Jake lo espera en la puerta de su habitación todo el tiempo y tiene una rutina por la noche. Cuando arropo a Owen, Jake se acuesta con él y se niega a salir del dormitorio”, agregó Lauren.

Ahora que Owen está estudiando en casa usando Zoom puede pasar más tiempo sin prestar atención a Jake, quien no podría estar más emocionado por eso.

Por lo general, Jake se porta bastante bien mientras su hermano está en sus actividades escolares con Zoom, no parece darse cuenta de que hay algo en pantalla.

Sin embargo, recientemente se dio cuenta de que Owen estaba en la mitad de una actividad que podría quitarle la atención de su amado hermano, y rápidamente se puso en acción.

«Por alguna razón, a Jake le intrigaba Zoom y quería ser parte de eso», dijo Lauren.

Jake comenzó a hacer todo lo que podía para hacerse sentir y no solo a Owen sino también a quienes estaban en la pantalla.

Trató de convencer a Owen de que darle la mayor atención posible era lo más importante en ese momento, realmente lo único que le importaba era tener la atención de Owen.

Se acurrucó contra Owen tanto como pudo, y por supuesto, Owen no pudo evitar reírse de su adorable y muy persistente cachorro.

“Owen ama mucho a Jake, y es que todos lo amamos, y a sus distracciones también, aunque probablemente no sean divertidas para los maestros, sí lo son para nosotros”, dijo Lauren.

Sin lugar a duda, Jake se siente uno más de la familia y como tal reclama atención y mimos, pero no se da cuenta que hay momentos en los que no se puede.

«Jake siente que debería ser el centro de atención en todo momento y lo hace saber muy bien», agregó Lauren.

Comparte esta divertida historia de Jake, quien es un cachorro muy insistente cuando se trata de llamar la atención.