Perrito con parálisis en sus patas logra caminar de nuevo después de 3 meses

Un perrito que durante 3 meses luchó por aprender a caminar de nuevo finalmente recuperó la movilidad de sus dos patas paralizadas. Su caso toca el corazón de muchas personas que celebran que tenga un final feliz.

Afortunadamente la ciencia nos permite tener alternativas ante ciertas afecciones de salud que hace décadas no tendrían solución. Y también, afortunadamente, hay personas como las que ayudaron a este perro que son capaces de reconocer que estos animales se merecen todo nuestro amor y protección.

Para este perrito llamado Ángel, los días sobreviviendo en las calles de Brasil eran un desafío. Hasta que Deuzenice, una mujer de 51 años, le ofreció una oportunidad que cambió para siempre su destino.

Un accidente de tránsito y una enfermedad dejaron a Ángel con un diagnóstico desolador, tenía un desorden neurológico y su sistema inmune estaba afectado.

El perrito estaba afligido, requería ayuda con urgencia para curarse

perrito

Sus patas traseras se quedaron totalmente paralizadas, Ángel no podía caminar como los demás perros. Necesitó más de dos meses de exhaustivos cuidados y tratamiento médico para que lograra recuperarse.

Él siempre se mostró animado, y, sobre todo, agradecido con quienes le dieron la ayuda que tanto necesitaba. Ángel les demostraba cada día que quería salir adelante, se esforzaba por volver a caminar dando señales de mejoría.

Después de tres meses recibiendo tratamiento médico, Deuzenice grabó un vídeo que mostró el resultado de todo el esfuerzo de los que se unieron para mejorar la calidad de vida del adorable perrito.

En las escenas se ve a Ángel corriendo, jugando como cualquier perro, finalmente había recuperado del todo la movilidad de sus patas traseras y podía disfrutar como lo hacía antes. Pero esta vez era mejor, el animal ya no sobrevivía en las calles, sino que tenía un hogar cálido en el que se sentía amado y a salvo.

Al verlo en el vídeo era difícil de creer que el perrito apenas tres meses atrás tenía sus patas traseras paralizadas.

Ángel estaba disfrutando como se merecía, y fue gracias al amor y apoyo de los que se unieron para cambiar su destino que logró ser feliz.

Deuzenice asumió todos los gastos del tratamiento médico del perrito, su gesto despertó la admiración y el agradecimiento de toda su comunidad. Y también, de miles de personas en las redes que han conocido su caso.

La noble mujer ha dedicado parte de su vida al cuidado de perritos callejeros, junto a 10 voluntarios, se encarga de velar por los perritos de la calle. Al equipo que apoya su labor, les reconoce su esfuerzo y tiempo con donaciones que recibe.

Ella ha logrado construir un refugio en el que acoge a animales como Ángel, además, les ofrece una segunda oportunidad de vivir a aquellos perros que en otros refugios la única opción que les han dado es dormirlos para siempre.

Lamentablemente no todos los perros que rescata consiguen recuperarse de sus afecciones, pero algunos sí cambian su destino recuperando la salud y la felicidad. Deuzenice y su equipo, se aseguran de que tengan un hogar en el que sean queridos hasta su último latido.

Es gratificante saber que hay seres humanos con un corazón repleto de solidaridad, que empatizan con el dolor de los perros que sufren.

Queda demostrado con la recuperación de Ángel que el amor es capaz de hacer milagros, que vale la pena apostarlo todo para ayudar a los perros que tanto lo necesitan, ellos merecen tener una vida digna y feliz.

Todos podemos hacer la diferencia ayudando, colaborando con la labor de personas que como Deuzenice, se dedican a rescatar a animales de la calle. Ningún aporte es pequeño cuando se trata de sumar a una buena causa.