Perrito perdido estaba a 2 días de ser sacrificado, pero aún esperaba que papá lo salvara

Son muchos los dueños de mascotas que pasan por la terrible experiencia de perder a su perrito, bien sea por extravío, robo, o la muerte del peludito que tanto aman. El sentimiento de nostalgia queda impregnado en quienes ven a estos ángeles de cuatro patas como un miembro más de la familia.

Algunos logran reencontrase con sus mascotas, mientras que otros quedan con latente incertidumbre al no saber el paradero de sus amadas bolas de pelos.

El perrito fue robado hace un año.

De tenerlo todo a no tener nada, muchos perritos intentan sobrevivir a los peligros que la calle ofrece, si bien un gran número de perritos son rescatados y reciben una segunda oportunidad, otros, tienen menos posibilidades y deben enfrentar un trágico final al no tener una conducta adecuada.

Esta es la historia de un pitbull que logró sobrevivir a un robo, a los desafíos de la calle, y la eutanasia después de que su padre llegara en el momento indicado.

Los oficiales del control de animales lo encontraron mientras vagaba tristemente por las calles.

Hank es un pitbull mayor que fue rescatado por los oficiales del control de animales, cuando lo vieron por primera vez estaba muy triste y en mal estado, no había muchas esperanzas para él, sin embargo, fue puesto en adopción.

El perrito asistió a un entrenamiento en comportamiento y socialización, pero no actuaba de la manera que los adoptantes querían por lo que fue considerado un “fracaso” y puesto en la lista de eutanasia.

Mayor y sin comportamiento adecuado, las esperanzas para el perrito habían desaparecido.

Cuando creían que todo estaba perdido, un milagro ocurrió, los trabajadores del refugio encontraron en las redes una foto de un perro desaparecido que se parecía mucho a Hank, solo que éste se llamaba Titán.

El perro había sido robado hace aproximadamente un año y su dueño, Barry Gearhart, no había descansando hasta encontrar a su fiel compañero.

 Encontraron a su verdadero padre tan solo 2 días antes de practicarle la eutanasia.

Increíblemente, se trataba del mismo perrito, los trabajadores contactaron a Barry, quien desesperadamente llegó al refugio ansioso por reencontrarse con su mascota. Su verdadero dueño apareció tan solo dos días antes de practicarle la eutanasia.

Entre lágrimas, Barry se acercó a su perrito abandonado, la emotiva escena entre el hombre y el pitbull les confirmó a los trabajadores que evidentemente se trataba de Titán.

Un hermoso final después de tanta incertidumbre.

Esta hermosa bola de pelos ha estado con su padre desde que era un cachorro, es posible que esta sea la razón por la que se negaba a simpatizar con otras personas.

Afortunadamente, esta historia dio un giro por completo a favor del perrito, quien ahora disfruta estar en brazos de la persona que más ama.

Nos alegra saber que esta historia tenga un emotivo y final feliz. Compártela en tus redes.