Perrito que paseaba con su familia es hallado herido en una isla remota dos semanas después

Salir de paseo junto a tu mascota puede parecer una idea bastante divertida y realmente lo es, sólo que para todos debe estar claro el hecho de que en ocasiones ellos son como verdaderos niños.

Tu perrito siempre necesitará supervisión, así que si lo sacas a un lugar nuevo para él es importante que no le quites los ojos de encima.

Esta lección quedó más que grabada en la memoria de la familia Clinger, después de que un día de campamento se convirtiera en toda una pesadilla por un momento de descuido.

Valles Clinger, de Caldwell, Idaho, quisieron hacer algo diferente y salieron de excursión, llevando consigo a su apreciada mascota Beau, un Shepherd Lab que adoptaron hace algunos años en el refugio de la West Valley Humane Society.

Beau con sus amorosa familia humana.

Cuando iban en la carretera hacia el lugar del campamento, el prometedor viaje dio un giro inesperado. Beau que viajaba en el cajón de la camioneta había desaparecido, cuando la familia lo notó se detuvieron de inmediato para bajar a buscarlo.

Los Clinger no sabían a ciencia cierta qué había sucedido, si el perro había saltado o había caído en algún giro durante el camino. Peor aún, nadie se había percatado a qué altura de la carretera se había perdido Beau.

El momento fue aterrador para todos.

La familia canceló su viaje y de inmediato comenzaron a buscar a la mascota, tras una exploración rápida por la zona decidieron solicitar ayuda de la comunidad.

Los anuncios en las redes sociales y algunos carteles en la ciudad habían alertado a los locales sobre la desaparición del perrito y esto sirvió para que 12 días después un par de trabajadores diera con su paradero.

El perrito fue identificado por unos desconocidos.

Se trataba de Cascade Raft y Kayak, quienes encontraron a Beau en una isla del río Payette.

Nadie sabe cómo pudo llegar hasta ese lugar, pues estaba a más de 8 kilómetros de la carretera en que se había perdido. Pero pese a las interrogantes de este caso, lo importante para la familia era saber que volvería a su lado.

Este amiguito pudo volver a casa.

Beau volvió a casa pero no antes de pasar por un chequeo médico y una cirugía. Esos 12 días en que estuvo desaparecido lo habían dejado con una erupción en su cuerpo, una fractura de tobillo y al menos 8 kilos perdidos.

Tenía una seria lesión pero el espíritu contento por estar en su hogar.

El perrito se encontraba lesionado y descompensado, así que debió pasar por una operación en la Sociedad Protectora de Animales de Idaho para enmendar su tobillo.

Pese a esos días difíciles, Beau corrió con la buena suerte de reunirse con su familia, pero no siempre sucede de este modo. Seguro ahora los Clinger pensarán dos veces antes de dejar a sus mascotas solas en el cajón de su camioneta.

Viajar de este modo no es seguro para los perros y esta familia ya aprendió la lección, comparte esta historia y ayúdanos a hacer consciencia para que ningún otro can termine peor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!