Perrito que sobrevivió a una pesadilla entre las llamas quiere ayudar a otras víctimas como él

Posiblemente has escuchado hablar de la historia de Taka. Que este perro esté todavía entre nosotros, es un verdadero milagro y fue obra del esfuerzo que la veterinaria Emily Martin hizo por él, al entregarle por completo toda su dedicación.

Tal y como narra su historia, Taka sobrevivió a un incendio que consumió todo su hogar en octubre del año 2018. Los originales dueños de este Shiba-Inu lo daban por muerto, pero por fortuna fue rescatado en condiciones de salud sumamente delicadas y con quemaduras en todo su cuerpo.

Crystal decidió permanecer junto a Taka por siempre

Luego de que Taka sobreviviera a esta tragedia, llegó el momento de que encontrara a una nueva familia y fue entonces cuando Crystal Lesley se cruzó en su vida. Ella es veterinaria del Care More Animal Hospital en Martínez, Georgia y supo que podría dar a este perro una vida tranquila.

El inconveniente con Taka no son sus lesiones, sino su carácter. Es un perro de 9 años que no suele llevarse bien con otros animales y aunque Crystal lo amaba con todo su corazón, no podría conservarlo así, pues constantemente peleaba con sus otros perros.

Taka, de 9 años, sobrevivió al terrible incendio de su casa

Fue entonces cuando Crystal consideró la posibilidad de entrenar a Taka, sin importar que fuese un perro de 9 años de edad.

Ella lo inscribió en el Proyecto de capacitación canina y allí conoció a Mandy Foster, quien está convencida de que nunca es tarde para que un perro aprenda un poco de obediencia.

Mira cómo Taka se ha preparado para ser un gran ciudadano

Crystal y Mandy se llevaron una gran sorpresa con Taka, quien parece ser una mascota que vino a este mundo a agradar a muchos. Contrario a lo que Crystal creía, su mascota comenzó a dar grandes avances y su carácter mejoró notablemente.

Mandy lo considera sencillamente brillante. La disciplina de Taka no solo significa que podrá quedarse por siempre junto a Crystal, sino que además, hay grandes planes para él. Su dueña ha decidido inscribirlo en un programa para perros de terapia.

Ahora Taka ha sido entrenado para ser respetuoso, tolerante y obediente

Al haber vivido en carne propia los horrores de sufrir quemaduras graves, Taka está en la capacidad de empatizar y ayudar a otras personas que, como él, hayan tenido un episodio lamentable con el fuego.

Taka posee el temperamento ideal y las cicatrices que cubren su cuerpo son un claro mensaje de su historia como sobreviviente. La mascota recibió su certificación Canine Good Citizen y después de eso, comenzará a entrar en contacto con personas en recuperación en los centros médicos locales.

Taka está listo para ser un gran perro de terapia

Si Taka ha vuelto a sorprenderte, como lo hizo hace un tiempo, no dudes en compartir de nuevo su historia entre tus contactos.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!