Perrito regresa a casa con su nueva amiga vaquita pidiendo que la dejen entrar

Ser amistoso es una cualidad que no solo distingue a algunos seres humanos y eso lo entiende muy bien la dueña de un perrito labrador que se ha hecho viral en las redes sociales. Si bien es cierto que los canes son unos seres incondicionales con sus humanos, no hay que olvidar lo consentidos y manipuladores que pueden llegar a convertirse nuestras mascotas, al grado de conocer muy bien cómo obtener de nosotros lo que se propongan.

Este perrito creyó que con sus dulces ojitos obtendría todo lo que quisiese de su madre.perrito

El can saltó a la fama, después de que su dueña grabara el momento en el que llegó a casa después de unas horas de juego afuera de su casa. Pero lo sorprendente de la grabación es que el labrador no llegó solo, su madre no lo sabía, pero al abrir la puerta se topó con una visita inesperada pues el perrito había invitado a alguien a jugar.

Se trataba de una dulce vaca bebé que parecía avergonzada con la intromisión del can.

Quizás la dueña suela complacer a su mascota pero querer jugar con una vaquita dentro de casa ya era demasiado. Aunque a nuestro protagonista le parecía justo que su amiguita entrara a la residencia. Él la vio tan solita en el bosque que no solo jugó con ella, sino que quiso presentársela a su madre.

Con un poco de suerte y lograba convencer a la mujer para que la adoptara, pero todo resultó muy diferente.

La dueña no podía creer semejante visita y aunque partiera el corazón de la vaca, no estaba dispuesta a aceptar la petición del perrito. En el vídeo se observa cómo la mujer rechaza de inmediato la insinuación del can y mientras, la vaca color oscuro se refugia detrás de él con mucha vergüenza.

El bovino no pensó que el asunto sería tan complicado pero el rechazo fue absoluto, no había manera de convencer a la mujer.

Ni los ojitos de su perrito rogándole le sacarían el permiso.

 

«No, no, no. No recibimos invitados hoy día. Eso no va a pasar», dijo la mujer a su perro, que la miraba suplicando clemencia.

La pijamada de estos amigos interesencia quedó suspendida para siempre pero el vídeo no deja de conmover a los usuarios de diferentes redes sociales. Aunque el corazón de la vaca quedó destrozado, muchos de ellos coincidieron que era imposible que aceptaran a una amiga de esa especie en casa. 

«Por favor, mamá, nosotros nos portamos bien.»

Algunos usuarios hicieron chiste de la escena que, aunque lamentable por la inocencia y el plan truncado de las criaturas, no deja de ser graciosa por la ocurrencia del perrito.

“Qué buen perro, lo trajo para la leche diaria y /o para la alimentación de su linda familia”, dijo un usuario en Facebook.

Otro incluso señaló que los labradores son tan inteligentes que seguro el domingo le llegaría a su dueña con una bolsa de carbón para la barbacoa. Sin duda que el vídeo despertó los comentarios más ocurrentes, pero además hubo quienes confesaron haber pasado por situaciones similares con sus mascotas.

El perrito insistía en pasar pero no se le permitió.

Algunos canes suelen volver acompañados a casa como el caso del perrito de Marcela Méndez. 

“Mi perrito se fue a jugar y regresó con un cachorro bebé metiéndolo a la casa, se lo robó a los vecinos. Tuve que devolverlo”, escibió la mujer en Facebook.

Por la reacción de la dueña, muchos dedujeron que no era la primera vez que el perrito lleva amigos a casa, pero seguro ninguno había sido tan particular como la vaca del vídeo.

Lamentamos que la criatura tuviese que pasar por ese rechazo pero se entiende que, como sucede con los niños, no se les puede permitir todo a los consentidos de la casa. Este labrador tendrá que pensarlo muy bien antes de llevar estas visitas.

Mientras, el mundo se ríe por la escena que resulta indiscutiblemente enternecedora. ¿Acaso tu reaccionarías diferente ante una situación como esa?